Kia Stinger 2.2 CRDI 4×2 GT Line, el deportivo coreano mejor conseguido

Inicio/Coches/Nuevos modelos coches/Kia Stinger 2.2 CRDI 4×2 GT Line, el deportivo coreano mejor conseguido

Kia Stinger 2.2 CRDI 4×2 GT Line, el deportivo coreano mejor conseguido

La rapidez y emoción del nuevo Kia Stinger 2.2 CRDI 4×2 GT Line convencen, con ventajas de equipamiento muy elevadas y una calidad de rodadura excepcional.

Con este automóvil deportivo al que se le puede calificar como auténtico GT (Gran Turismo), Kia Stinger ha vuelto a sorprender a propios y extraños. Diseñado en Europa por ingenieros alemanes (ex-BMW) de la firma coreana, es un coche para hacerte disfrutar con su conducción.

Probado por Motor Mundial en su versión diesel (CRDI GT Line) de 200 CV y tracción trasera (4×2), cuesta 48.050 euros (sin incluir descuentos promocionales), lo mismo que sus rivales equivalentes de las llamadas marcas “premium”. Pero ojo, decimos cuesta lo mismo para empezar, porque en el momento en que tratamos de igualar equipamiento, la ventaja de Kia es considerable.

Calidad, tecnología, suavidad de marcha y equipamiento son ahora los principales caballos de batalla de la marca coreana, así como los 7 años de garantía, de manera que Kia puede mirar sin complejos a la competencia.

La ventaja del equipamiento

No echarás de menos prácticamente nada: faros LED direccionales, varias cámaras incluida la de 360º, Head up Display, todas las ayudas electrónicas y de conducción más modernas como el control de crucero adaptativo, asistente de cambio de luces cortas/largas y la conectividad compatible con Android Auto y Apple Car Play.

Y no podemos olvidar otras muchas cosas como el navegador, cargador inalámbrico, tapicería de cuero con asientos climatizados y con múltiples reglajes eléctricos, apertura y cierre del portón eléctrico “manos libres”, etc. Siendo parte de esos elementos opcionales en sus rivales y ahí es donde el Kia Stinger marca la diferencia.

También la calidad percibida progresa, lo mismo sucede con el ajuste general. Es cierto que no tiene esa áurea de las marcas premium —las levas en el volante que son de plástico en el Kia pueden ser el punto más destacable—  pero siempre hay algo que mejorar con el paso del tiempo.

Buena es también la postura de conducción, con todos los mandos al alcance de la mano y bien distribuidos. Tan solo cabe citar la manía del volante achatado, que ahora está tan de moda y aporta molestias a la hora de tener que girar varias vueltas el volante para maniobrar.

Otra virtud del Kia Stinger es que vas sentado bastante bajo, pero la visibilidad hacia delante es buena y la sensación de control es notable, ayudado además por un Head up Display que proyecta la instrumentación en el parabrisas. No sucede lo mismo a la hora de tener que mirar hacia atrás, pero la dotación de cámaras que lleva el Kia Stinger hace que las maniobras no resulten problemáticas.

Los asientos sujetan razonablemente bien en las curvas a pesar de la tapicería de cuero. Esto es posible gracias a los múltiples reglajes eléctricos que permiten, por ejemplo, ajustar la longitud de la banqueta y el contorno del respaldo, de modo que es fácil sentir que el coche te sienta como un guante.

Detrás hay también más pros que contras. Empezando por las tres plazas del asiento trasero, el diseño deportivo exterior condiciona el acceso y la salida del vehículo, ya que el coche está pensado para que solo dos pasajeros vayan muy cómodos y un tercero forzará la anchura a repartir y tendrá que lidiar con un respaldo más duro y un túnel de transmisión de dimensiones considerables.

Ahora bien, si no se ocupan las tres plazas posteriores, el confort es considerable, con buen espacio para las piernas y para la cabeza, así como la posibilidad de calentar los asientos. El maletero, con 406 litros de capacidad cumple, pero no es lo mejor del coche. Los BMW Serie 4 Gran Coupé y Audi A5 Sportback le superan con creces.

Adelgazar no estaría mal

El Kia Stinger fue puesto a punto en el circuito alemán de Nürburgring Nordschleife y su responsable fue Albert Biermann, hoy director de pruebas de vehículos y desarrollo de altas prestaciones en Kia, y en el pasado responsable de los deportivos BMW M. Aunque de ahí a afirmar que el Stinger va como un BMW M va un trecho considerable.

     

    Tampoco es ése el objetivo de Kia, sino hacer un Gran Turismo con una calidad de rodadura y un comportamiento dinámico que cautive y no tenga nada que envidiar a los modelos de la competencia con más renombre. Convencidos de ello, en Motor Mundial le otorgan el premio al “Coche Deportivo del Año 2018”.

    El aislamiento acústico está a un gran nivel y lo mismo se puede decir del confort de la suspensión, que en este caso no es de dureza fija. El Kia Stinger absorbe muy bien las irregularidades del asfalto y la amortiguación sujeta bien las oscilaciones de la carrocería, incluso en esta versión que no lleva suspensión adaptativa.

    Tan solo hay un inconveniente en el Kia Stinger, pero que afecta a toda su gama: el peso. Motor Mundial señala que le sobran del orden de 160 kilos para poner realmente en aprietos a la competencia, “pero no tenemos duda de que, si Kia hace una segunda generación y consigue someterlo a una dieta en condiciones, el Stinger va a poner contra las cuerdas a todo el que se le ponga por delante”.

    Hoy, el coche ofrece una agilidad correcta y una precisión suficiente para disfrutar en una carretera de montaña, pero que no responde a los cambios de apoyo con la inmediatez que demuestran sus más ágiles y ligeros rivales alemanes mencionados.

    ¿Preocupante? En absoluto. El aplomo y el comportamiento dinámico del Kia Stinger está a muy alto nivel, su conducción es plenamente satisfactoria y la sensación de seguridad que transmite hace que resulte muy sencillo rodar rápido.

    El Kia Stinger no es ajeno a la moda de los “modos de conducción” de uno. El selector que hay junto a la palanca de cambios permite escoger entre Smart, Eco, Comfort, Sport y Sport+. Al seleccionar cada uno de ellos se modifica la respuesta del motor, del cambio, del control vectorial de par dinámico y de la dirección, aunque no el funcionamiento de la suspensión de dureza variable.

    Cabe destacar que el modo Smart se adapta al estilo de conducción —opinamos que es la mejor opción— mientras que Sport y Sport+ aumenta de modo artificial el sonido del motor en el habitáculo y hay disponible un sistema de lanzamiento o launch control.

    Estos modos de conducción alteran el carácter del coche pero sin excesos. Y como las bondades del bastidor superan a las capacidades del motor, pues resulta más gratificante y menos estresante.

    Nos gusta el motor

    Como es natural, los kilos también influyen en el rendimiento. Y este motor 2.2 CRDI da 200 CV a 3.800 rpm y, aunque es un diésel, produce un sonido a “motor de gran cilindrada” cuando aceleramos. Sonido que no oculta que estamos ante la versión más racional de la gama en la que prima el carácter aventurero más que las prestaciones. Sus cifras de prestaciones son correctas y aunque está claro que los consumos no son para tirar cohetes, tampoco son preocupantes.

    Jugando con los modos de conducción (sobre todo Eco) y haciendo una conducción muy legal no resulta complicado ver cifras en torno a los 6,5 ó 7 litros/100 km en un viaje por autopista.

    El cambio automático de 8 marchas forma un buen matrimonio de conveniencia con el motor CRDI. Su funcionamiento es suave y razonablemente rápido para hacer un tipo de conducción “gran turismo”. Sin embargo, el resultado no es tan brillante si pretendes hacer una conducción deportiva y mucho menos si eres agresivo.

    En esta prueba Motor Mundial destaca:

    A favor: Relación precio/equipamiento; calidad de rodadura; comportamiento rutero; confort y suavidad de marcha; personalidad diferente

    En contra: peso elevado; maletero un poco pequeño; visibilidad hacia atrás

    8 marzo, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar