3 Min de lectura | Los dos nuevos coches de la compañía japonesa se presentaron en Roma en el mes de febrero. El nuevo Civic Diesel se podrá comparar en España en el mes de marzo y el Jazz con su nueva versión Dynamic ya se puede adquirir.

Europa, junto a Estados Unidos, es uno de los principales mercados para las empresas automovilísticas y eso Honda lo sabe. La fabricación de los vehículos de la firma japonesa se realiza a miles de kilómetros del viejo continente, pero los nuevos diseños no tardan mucho en dejarse caer por las principales ciudades de la Unión Europea. Es el caso del Honda Civic Diésel y del Jazz Dynamic, presentados bajo una enorme expectación en 2018.

Honda Civic Diésel: una oda a la elegancia

El  Honda Civic Diésel era el producto estrella de la marca japonesa para el año 2018. Porque la principal característica de este vehículo es su diseño deportivo a la par que elegante que le hacen ser un coche muy sofisticado y que entra por los ojos a primera vista. Pero una de las principales diferencias con respecto a su anterior versión lo tiene dentro, ya que incorpora un motor diésel 1.6 i-DTEC adaptado a las nuevas necesidades del sector y erigiéndose como una gran apuesta dentro del segmento C.  Este cuenta con 1.597cc y cuatro cilindros para tener una potencia de 120CV que le hace pasar de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos.

Como informa la marca en su web, el objetivo consistía en lograr una respuesta deportiva y una sensación de agilidad para el conductor, un mayor refinamiento a través de tecnologías de precisión y niveles más bajos de emisiones de NOx. Así, tiene unas emisiones de CO2 de tan sólo 91 g/km y de 93 g/km en las versiones equipadas con transmisión manual.

Honda Jazz Dynamic 2018: una apuesta por la tecnología

El Honda Jazz, por su parte, llegaba a Europa con un nuevo motor que le hacía tener una potencia mayor que los vehículos de esta gama fabricados antaño. Y es que su motor de 1.5 litros i-VTEC de 96 kW (130 CV) hace que conducir este coche, de los denominados como pequeños, sea toda una experiencia. Y además de comodidad, cuenta con la potencia necesaria para circular por carretera.

Pero velocidad al margen, lo que verdaderamente se destaca de este vehículo es que garantiza una experiencia de conducción de las más seguras y avanzadas, gracias a sus sistemas de seguridad activa y pasiva.

Todos los Jazz se suministran equipados de serie con el sistema de frenado activo en ciudad  además del  “sistema avanzado de asistencia a la conducción”,  disponible de serie a partir de las versiones medias. El sistema ADAS incluye: el avisador de colisión frontal, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el limitador inteligente de velocidad, el sistema de alerta de cambio involuntario de carril y el sistema de luces de carretera automáticas.

Imagen del nuevo Honda Jazz Dynamic 2018 de color blanco.

Así que si todas las ventajas que incorporan estos vehículos te han convencido y piensas acudir a un concesionario a por uno de ellos, lo más recomendable es que contrates el Seguro de Coche MAPFRE  ya que cuenta con las coberturas más extensas para proteger tanto al vehículo como al conductor.