3 Min de lectura | Llega la esperada segunda generación del BMW X6, la versión deportiva del nuevo BMW X5, aunque todavía habrá que esperar a finales de año para poder comprarlo. Seguirá siendo uno de los SUV más deportivos de la categoría.

Tras la aparición del nuevo BMW X5 era lógico que le tocara la renovación a la versión deportiva, el BMW X6, del que todavía seguía en venta la generación que se lanzó en 2008, aunque recibió algunos retoques estéticos en 2013. BMW presentaba así el nuevo BMW X6, que llegaba a los concesionarios a finales de 2015.

Motores y dimensiones del BMW X6

Como sucediera en la anterior generación, BMW X5 y BMX X6 comparten plataforma y motores. Se mantiene la silueta con cinco puertas y una zaga descendente que recuerda a un coupé, así como unas dimensiones prácticamente idénticas, con 4,91 metros de longitud, casi dos metros de anchura y 1,70 metros de altura. Respecto al nuevo BMW X5, el BMW X6 aumenta la capacidad de maletero, para llegar hasta los 580 litros, e incorpora nuevas funcionalidades como el sistema Smart Open con sensor de apertura y cierre del portón pasando el pie por debajo del paragolpes trasero.

La gama de motores incluye cinco versiones, dos de gasolina y tres diésel, aunque no todos se ofrecieran en el momento del lanzamiento.
Primero aparecen el BMW X6 xDrive 50i, con el motor de 450 CV de gasolina, y los xDrive 30d y xDrive M50d, con los diésel de 258 y 380 CV. Un poco después ya se se añaden el xDrive 35i de gasolina con 306 CV, y el xDrive 40d con 313 CV. En todos los casos la tracción es a las cuatro ruedas, y la caja de cambios automática de ocho velocidades.

Interior del BMW X6

Los consumos se reducen en más de un 20 por ciento, gracias a las modificaciones realizadas en los motores y a distintas medidas de eficiencia como neumáticos de baja resistencia a la rodadura y mejoras en el coeficiente aerodinámico.

Nuevo BMW X6

 

Opciones del BMW X6

Como en el BMW X5, existen distintas posibilidades de elección para la configuración del chasis y ayudas a la conducción o elementos de seguridad como estabilizadoras activas para limitar el balanceo de la carrocería:

  • Suspensión pilotada
  • Faros completos LED.
  • Sistema de monitorización mediante cámaras que presentan una imagen de lo que sucede alrededor del coche.
  • Información proyectada en el parabrisas.
  • Sistema de frenada de emergencia para evitar alcances con otros vehículos o atropello de peatones.

Lo que si que no es opcional en ningún vehículo es el seguro. Y en eso la mejor elección siempre es el Seguro de Coche MAPFRE, con las coberturas más completas para cualquier tipo de conductor.