5 Min de lectura | Por fin Opel desveló su Manta GSe ElektroMOD como resultado del proyecto emprendido por “RestoMod”, tomando el Manta clásico y modernizándolo tanto en estética y diseño como en tecnología, exhibiendo en su interior lo más “in” en tecnología digital de la marca.

Los amantes de los coches clásicos siempre habían soñado con algo así: un clásico y tecnológico al mismo tiempo. Opel lo ha hecho realidad con su nuevo Manta GSe elektroMOD. Su primera generación partió en 1970 y ahora se presenta con una estética modernizada y sobre todo con una motorización 100% eléctrica de última generación.

El Manta fue un auténtico icono de los 70 y 80, con una visión netamente deportiva en aquellos momentos. 50 años después se quiere hacer un hueco dentro de las gamas electrificadas de la marca para dar satisfacción a todos los que añoran este tipo de diseño retro adaptable a la actualidad, eso sí, manteniendo sus líneas clásicas que tanto éxito aportaron al modelo en su historia.

¿Por qué ese nombre? Opel ha pretendido dar un toque de recuerdo del “Elektro GT” que en los 50 consiguió importantes records entre los coches eléctricos de la época, mientras que con la expresión “MOD” ha querido incorporar la palabra “modificación” además de estilo sostenible y moderno, utilizando las siglas “GSe” también como recuerdo de la historia deportiva de estas siglas en la marca.

Opel Manta GSe elektromod: diseño retro pero moderno a la vez

Es precisamente esta mezcla de lo moderno con lo retro de otros tiempos lo que le dota de un encanto especial a este diseño que se enfoca hacia el futuro por su propulsión eléctrica.

Hombre dentro del Manta GSe con la puerta abierta

Fuente: Revista Motor Mundial

Destaca en el frontal el Opel Pixel-Vizor como emblema de la marca, con una pantalla que cubre todo el ancho del coche (el espacio de su antigua parrilla) y que es capaz de mandar mensajes para generar su comunicación con el entorno, con mensajes del tipo “Mi corazón alemán se ha ELEKTRificado”, “Estoy en una misión eléctrica de 0 emisiones” o “Soy un ElektroMOD”, además de poder mostrar el nuevo logo del Manta o el famoso «Blitz» de Opel.

Sus luces diurnas LED se han integrado estupendamente en el conjunto, al igual que los pilotos redondos traseros en 3D, generando un buen contraste entre su carrocería amarilla con el capó en negro y con las llantas de aleación específicas de 17” que monta (Ronal, con neumáticos 195/40 R17 delante y 205/40 R17 atrás).

Lo último en tecnología digital

La clásica instrumentación analógica del pasado se ha sustituido por un “Opel Pure Panel” (Opel Mokka), con pantalla multimedia de 10” y de 12” en el cuadro de instrumentos mostrando toda la información necesaria para el control del funcionamiento del coche.

Se ha dotado al Manta GSE Elektromod de un sistema de sonido excepcional de Marshall por bluetooth, asientos deportivos (con una línea amarilla en el centro), un volante Petri de 3 radios de estilo clásico y tejido en alcántara para concluir su especial estética interior.

Una combinación única de motor eléctrico con cambio manual

Dotado de un motor 100% eléctrico capaz de aportar 147 CV y un par motor máximo de 255 Nm, con una entrega de tracción notable desde el primer momento en que se pisa el acelerador del coche.

Algo excepcional, tratándose de un propulsor eléctrico, es que su caja de cambios puede usarse de forma manual con las 4 marchas de la caja original o de forma automática con la inserción de la cuarta marcha. Toda esta potencia se envía directamente al eje trasero para una conducción más deportiva.

La autonomía comunicada por Opel para esta creación es de 200 km aproximadamente gracias a su batería de 31 kW/h de capacidad, con recarga a través de la frenada y las deceleraciones y con un tiempo de unas 4 horas para conseguir una recarga completa (Cargador de 9kW).

En cuanto a sus prestaciones no hay muchos datos oficiales disponibles, aunque por lo ya conocido seguramente es capaz de pasar de parado a 100 km/h en unos 10 segundos, con una velocidad máxima que rondará los 150 km/h.

Sensación de conducción propia de un kart

Volante del del Manta GSe

Fuente: Revista Motor Mundial

La sensación al volante del Manta GSe Elektromod es muy apasionante, con una manejabilidad excepcional gracias a todo el tren de rodadura que se ha montado en el modelo, incluidas sus llantas de 17” con unos neumáticos muy peculiares sin apenas flanco.

Su chasis da muy buenas prestaciones en curvas con una sensación continua de conducir un kart, sin apenas balanceos ni tampoco respuestas muy rígidas. Su comportamiento recuerda en muchos gestos a los deportivos de los años 80 de forma general.

La caja de cambios es muy progresiva en su entrega de par, simulando las reacciones de un motor atmosférico clásico, constituyendo así una versión de gestos aspirados dentro de un coche eléctrico.

Esta combinación de pasado, presente y futuro es, sin duda, una construcción muy llamativa y agradable.

Por el momento se sabe que el Opel Manta GSe ElectroMOD es un “one-off” y se desconoce si Opel tiene intención de convertirlo en una realidad en producción, aunque alentamos a la marca a hacerlo por sus peculiares especificaciones y su gran diseño modernizado.

Coche Manta GSe amrarillo y negro en un garaje

Fuente: Revista Motor Mundial

Este coche nos tiene embodados, ¿quién no quiere poder presumir con este clásico? Además, cuidando el medioambiente, ¡lo tiene todo! Por ello, es necesaria la contratación del Seguro de coche eléctrico e híbrido MAPFRE para estar cubierto en cualquier momento.

Periodista especializado

Motor Mundial