Volkswagen T-Cross: un SUV pequeño

Inicio/Coches/Nuevos modelos coches/Volkswagen T-Cross: un SUV pequeño

Volkswagen T-Cross: un SUV pequeño

Un coche que destaca por su modularidad y sus excepcionales acabados. El Volkswagen T-Cross, es el SUV más pequeño de la marca.

El todocamino (SUV) más pequeño de Volkswagen, comenzó sus entregas el pasado mes de mayo desde la fábrica de Navarra, donde comparte planta de fabricación con el Volkswagen Polo, del que deriva.

Se ofrece con tres motores: dos gasolina TSI (1.0 de 95 y 115 CV) desde prácticamente 20.000 € y un diésel TDI (1.6 de 95 CV), ambos sólo en 4×2.

Sobrio, pero no por ello carente de un cierto encanto en su diseño bastante cúbico y sin opción a la pintura bitono, destaca por su amplio interior y otros aspectos prácticos que le hacen más versátil y funcional, al contrario que su hermano ligeramente mayor el Volkswagen T-Roc que milita en el segmento C-SUV, por lo que sus puertas laterales traseras son necesariamente algo estrechas.

El ancho montante lateral trasero le aporta seguridad, pero reduce bastante la visión hacia atrás, a lo que también contribuye el reducido tamaño de la luneta trasera, cuya visibilidad disminuye aún más el gran alerón que prolonga el techo, cubriendo el cristal casi hasta la mitad. Y tampoco el portón trasero es ancho para facilitar el acceso al maletero.

volkswagen t-cross, más cerca del Polo que del Golf

Fuente: Motor Mundial

De hecho, el Volkswagen T-Cross es el primer SUV utilitario urbano de la marca y cuesta sobre 1.500 euros más que un Polo en versión equivalente y es bien distinto del T-Roc (el SUV compacto sobre la base del Golf) del que sin embargo está bastante cerca por medidas (12 cm más corto y casi igual de alto y ancho, 2 cm menos en cada cota).

Y aunque su plataforma no es la MQB normal sino la acortada (MQB-A0), no deja de ser común a la de los Golf, Audi A3, Seat León y Ateca, Skoda Kodiaq… Así Volkswagen se ha limitado a adelantar el eje delantero hasta llevar su batalla a los 2,56 m, tan sólo 4 cm menos que un T-Roc. De ahí que al compararles nos parezcan tan cercanos por dentro.

Modularidad ejemplar pese a su pequeño tamaño

Si ya dijimos en su día que el T-Roc estaba más cerca del Polo que del Golf, ahora el nuevo y más pequeño T-Cross se lo va a poner más difícil a su hermano compacto, sólo ligeramente mayor (12 cm) y menos versátil, ya que su gran ventaja frente a él es la de disponer del ajuste longitudinal del asiento trasero (hasta 14 cm), algo de lo que carece el T-Roc.

Esta falta de versatilidad hace que el SUV pequeño le iguale en capacidad de maletero (variable entre 385 y 455 litros, según se reduzca o amplíe el espacio para piernas de los ocupantes de la segunda fila, mientras que el T-Roc ofrece 445 litros, que bajan a 392 con tracción total).

Y lo mismo sirve con los asientos posteriores plegados, ya que con sólo dos plazas este T-Cross anuncia 1.281 litros de capacidad total (por 1.290 el T-Roc). Es evidente que aprovecha bien su nuevo formato, incluso mejor que un Polo (351 litros de maletero).

volkswagen t Cross imagen lateral

Fuente: Motor Mundial

Volkswagen define al T-Cross como “más masculino” en su imagen y con sus “4 ruedas sobre el piso listo para cualquier aventura”. Simples eslóganes que no ocultan una proximidad que sin duda le llevará a canibalizarse entre sí, aunque para Volkswagen los principales rivales se centran en los Renault Captur, Peugeot 2008, Kia Niro e Hyundai Kona.

El T-Cross es bastante amplio por dentro, capaz de acoger adultos de 1,90 m de estatura en las plazas traseras, que gozan de un notable espacio para piernas en su configuración media de banqueta (70 cm). Y respecto al Polo destaca por su altura interior de conducción (10 cm más), con una discreta altura libre al suelo (18,5 cm) suficiente para un moderado uso “off road”.

La imagen de este vehículo resulta agradable, con rasgos de aristas marcadas, amplia parrilla frontal y faros estilizados, todo dentro de un estilo bastante rotundo, con prominentes pasos de rueda y una zaga muy distinta a la del Polo. Los faros pueden ser de diodos, en cuyo caso la luz de cruce diurna se integra en ellos (si no, con los normales halógenos se sitúa con los faros antiniebla).

Solo se mantiene un motor diésel

En cuanto a motores, de salida tres posibles ya mencionados, conocidos en el Volkswagen Polo y en otros modelos del grupo Volkswagen. El 1.0 TSI tricilíndrico en gasolina, en dos niveles de potencia, 95 y 115 CV, y el 1.6 TDI de 4 cilindros y 95 CV, los tres cumpliendo ya la normativa Euro 6d TEMP y con arranque y parada automática del motor en las detenciones.

Con tracción únicamente delantera (4×2) en los tres, el cambio puede ser manual de 5 relaciones (1.0 TSI de 95 CV y 1.6 TDI  95 CV), y manual de 6 ó automático DSG de 7 en el 1.0 TSI 115 CV.

volkswagen T-Cross en imagen de estudio

Fuente: Motor Mundial

Sus tres niveles de acabado

Se ofrece en tres niveles de acabado, uno básico, otro medio (Advance) y el deportivo Sport. El básico incluye de serie ordenador de a bordo, equipo de radio “Composition Media” con pantalla de 8”, aire acondicionado manual, elevalunas eléctricos, volante multifunción, faros antiniebla con luz direccional, limitador de velocidad y el frenado automático de emergencia con detección de peatones.

En el nivel Advance, el volante es de cuero, y hay sensores de aparcamiento delanteros y traseros, reglaje en altura también para el asiento del acompañante, con cajón portaobjetos bajo el mismo y respaldo abatible para facilitar la carga de objetos largos, llantas de aleación de 16” y climatizador de aire acondicionado.

volkswagen T-Cross con tres niveles de acabado

Fuente: Motor Mundial

En el nivel Sport tenemos ya los faros integrales de diodos, asientos deportivos, iluminación ambiental, encendido y cambio de luces automático, selección de perfil de conducción, retrovisores ajustables y abatibles eléctricamente, pantalla de visión trasera, cuadro digital, acceso sin llave con arranque por botón y llantas de aleación de 17”.

Además, el T-Cross dispondrá en este nivel de un pack deportivo opcional bautizado como “R-Line”, con suspensión más firme y rebajada con llantas de 18”, tapicería Carbon Flag y pedales en acero inoxidable.

Como opciones están: asistente de mantenimiento de carril, sistema de protección proactiva de ocupantes, asistente de cambio de carril con sensor de presencia en el ángulo ciego, aviso de tráfico posterior cruzado, control de crucero adaptativo, asistente de aparcamiento, 4 tomas de conexión USB y carga inalámbrica de teléfonos móviles.

12 julio, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar