BMW Serie 2 Active Tourer con tracción total xDrive

Publicado por Gerardo Jiménez, 28 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

BMW Serie 2 Active Tourer con tracción total

BMW aumenta la gama de su nuevo monovolumen compacto, Serie 2 Active Tourer, con la incorporación de versiones con tracción total para las motorizaciones más potentes.

LO QUE DEBES SABER...
  • Active Tourer: El monovolumen de BMW recibe la tracción total.
  • xDrive: Sistema de tracción total automático.
  • 2 modelos: Disponible con el motor de gasolina de 231 CV y el diésel de 184 CV.
  • Aumento de peso: El aumento de peso es de 61 kg.

El nuevo BMW Serie 2 Active Tourer ha significado para BMW adentrarse en el sector de los monovolúmenes muy compactos, de carácter funcional. Para ello ha tenido que diseñar su primer vehículo de tracción delantera y motor transversal en su historia. Esta característica limita la eficacia en la conducción con motores potentes, habituales en los vehículos de BMW. Para mejorar la tracción y la seguridad, BMW lanza las versiones de tracción total del BMW Serie 2 Active Tourer.

 

El sistema de tracción total del Serie 2 Active Tourer, llamado xDrive como suele ser habitual en marca, no es un sistema de tracción total permanente como en el resto de modelos de su gama, en realidad es un sistema de tracción total automático. El sistema reparte el par del motor entre los ejes según las necesidades, pero en condiciones de buena adherencia funciona prácticamente como un tracción delantera. Funciona al estilo del sistema Haldex que usan fabricantes como el Grupo Volkswagen, pero ha sido desarrollado por BMW.

 

 

El BMW Serie 2 Active Tourer contará con dos versiones de tracción total.

 

Se basa en la tecnología del embrague multidisco colocado en el eje trasero. Al detectarse pérdidas de tracción en el eje delantero, los discos se juntan y comienzan a enviar par al eje posterior. Una bomba electrohidráulica presuriza el aceite (de 0 a un máximo de 40 bares) en cuanto los sensores de velocidad de las ruedas delanteras detectan la más mínima perdida de tracción, lo que mejora la rapidez de respuesta a milisegundos. El conductor no aprecia retardo en el envío de par al eje trasero, dando la sensación de conducir un vehículo de tracción total permanente. El aumento de peso de la tracción total es de 61 kg.

 

El sistema de tracción total no es permanente, pero actúa de forma muy efectiva.

 

Los modelos que contarán con versiones de tracción total serán dos. Por un lado, el BMW 220d xDrive Active Tourer, con el motor diésel de 2.0 con 184 CV, que hasta ahora no estaba disponible en este modelo. Anuncia un consumo de 4,6 a 4,8 l/100 km (según acabado y ruedas). El otro modelo es el BMW 225i xDrive Active Tourer, con el motor 2.0 turbo de gasolina con 231 CV, que también está disponible con tracción delantera. El consumo anunciado es de 6,4 a 6,5 l/100 km.

 

Las versiones serán con motor diésel de 184 CV y gasolina de 231 CV.

 

Los precios aún no se han confirmado para el mercado español, pero podemos esperar precios alrededor de los 35.000 euros para la versión diésel y de 40.000 para la versión de gasolina. Son precios altos para un monovolumen compacto, pero BMW también ofrece un tacto de conducción y una calidad percibida muy altas en este modelo comparado con sus rivales, algo que la clientela de BMW aprecia por encima del precio.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos