¿Cómo funciona un coche eléctrico?

Publicado por CanalMOTOR, 02 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Cómo funciona un coche eléctrico?

De esto no hay duda: gastan y contaminan menos frente a los coches tradicionales que tienen como fuente de energía la gasolina o el gasóleo. También ganan en estos capítulos a los coches híbridos, pero ¿cómo funciona un coche eléctrico?

Ya hace unos años que los coches eléctricos han vuelto a la actualidad del motor y es más que probable que hayas visto diferentes modelos por las calles y en los concesionarios. Si te preguntas cómo funciona un coche eléctrico, la respuesta es mucho más sencilla de lo que cabe pensar; es decir, frente a los vehículos convencionales, los coches eléctricos resultan a nivel mecánico mucho más simples.

Piezas que integran los coches eléctricos:

- Baterías. La función de éstas en los coches eléctricos es similar a la del depósito de gasolina o gasoil en los coches convencionales. Algunos modelos pueden incluir una batería auxiliar similar a la que montan los vehículos tradicionales para sistemas de bajo consumo auxiliares

- Controladores de energía. Son la pieza fundamental para el buen funcionamiento de este tipo de vehículos, comprueban la eficiencia y seguridad, regulando en cada momento la energía que recarga y recibe el motor.

- Motor. Dependiendo del modelo, los coches eléctricos pueden tener uno o varios motores, dependiendo del diseño y el tamaño, y esto influye directamente en su potencia y velocidad. Los motores de estos vehículos son también inversores, es decir, recuperan energía.

- Puerto de carga. Fundamental es el lugar por el cual el coche recibe la electricidad del exterior, como ocurre con la entrada del depósito en los coches convencionales. Algunos modelos incorporan una toma adicional y específica para una carga rápida.

- Transformadores. Pieza clave en la mecánica de un coche eléctrico, transforman la electricidad de las tomas del coche en tensión y amperaje válido para el sistema de recarga del coche. Además de recargar las baterías, se ocupan de la refrigeración evitando el riesgo de explosión o derrames.

Poco más hay que añadir a un coche eléctrico, lo cual explica una de sus principales ventajas: el poco peso, ya que aunque suman muchos kilos sus baterías en el resto ahorra tanto que se mantiene en pesos muy inferiores a los coches convencionales. Este bajo peso está muy relacionado con gran parte del resto de beneficios de los que disfrutan los coches eléctricos.

Ventajas de los coches eléctricos:

- El número de piezas de un coche eléctrico, no puede ser menor, se reducen al máximo, pero es que además apenas hay piezas sometidas a desgaste. Esto tiene una consecuencia lógica en forma de ventaja: el mantenimiento y reposición de piezas en los coches eléctricos es prácticamente nulo, por lo que los gastos, se reducen en mucho a medio plazo en comparación con las exigencias de recambio y mantenimiento de los coches convencionales.

- Los motores que montan los vehículos de propulsión eléctrica son, según confirman los expertos en motor, los más fiables conocidos y descubiertos hasta la fecha.

- La eficiencia es otro punto fuerte e indiscutible de estos vehículos, que son capaces de convertir en movimiento más del 90 por ciento de la energía que consumen y reciben. A pesar de que pierden parte de la energía por el calor de las propias baterías, al transformar la electricidad, transportarla y por los neumáticos, sumando pérdidas, la eficiencia es superior, también por encima de la de los coches híbridos.

- No tendrás que preocuparte por la caja de cambios ni por el embrague, piezas que en los coches tradicionales son puntos débiles a medio y largo plazo, y que resultan muy costosas de remplazar. Los eléctricos pueden tener como máximo dos relaciones de transmisión y carecen siempre de embrague, su motor empuja directamente desde 0 revoluciones.

- El origen de la energía eléctrica es uno de los puntos más controvertidos en lo que a ventajas de los eléctricos se refiere. Es cierto que el origen es el carbón que se considera hoy día la energía más contaminante; sin embargo, las emisiones de los coches eléctricos son siempre menores que las de los tradicionales, también teniendo en cuenta a los híbridos.

 

Descubrir cómo funciona un coche eléctrico, cuáles son sus principales componentes y ventajas, facilita la comprensión de por qué se consideran los coches del futuro, aunque a corto plazo aún, su falta de autonomía y potencia les haga ser poco populares y en ventas muy limitados. También es cierto que la oferta es aún escasa. Si te animas a conducir un coche eléctrico, descubre las grandes ventajas y coberturas adaptadas del Seguro de Coche MAPFRE para coches ecológicos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos