El asistente virtual de Amazon llegará a los coches

Publicado por canalMOTOR, 10 Mar 2017

amazon

Los últimos años hemos visto el ascenso del asistente virtual. Siri en el iPhone y Alexa para Amazon, inteligencias artificiales a las que les podemos dar órdenes para hacernos la vida más fácil. Ahora, el siguiente paso de la empresa de Jeff Bezos es llegar a los habitáculos de los coches.

La idea parece sacada de una novela de ciencia ficción. Un asistente virtual en nuestro bolsillo al que podemos pedir que nos traduzca cosas, inscriba fechas en nuestras agendas, nos recuerde eventos a los que tenemos que asistir o nos lea un libro.

Todo esto de buena gana y sin rechistar. Lo cierto es que las empresas del sector tecnológico se han volcado en estas inteligencias artificiales, haciendo que cada vez tengan funciones más sofisticadas y reconozcan comandos y entonaciones más complejas. Y si no, intentad preguntarle a Siri cuál es el resultado de dividir cero entre cero.

Los cuatro asistentes virtuales son Siri (iPhone), Google Assistant, Alexa (Amazon) y Cortana (Windows). Estos hoy en día han avanzado mucho desde sus orígenes, pero las empresas de Silicon Valley afirman que aún les queda mucho camino por recorrer.

De hecho, están convencidos que será la forma primordial en la que nos comunicaremos con nuestros ordenadores en el futuro. Hasta entonces, podremos generar situaciones tan graciosas como esta:

Pero bromas aparte, en enero Ford confirmó que Alexa, el asistente virtual de Amazon Echo entraría en su flota. Una suerte de ‘sexto pasajero’ para poder mandar comandos de voz a nuestro ordenador de a bordo. Poco después, Volkswagen confirmó que ellos también unirían a Alexa a sus coches.

Los coches que tengan a Alexa a bordo podrán acceder a todas las funciones que tiene habilitadas Amazon Echo para las casas: consultar el tiempo, reproducir música, fijar alarmas, crear listas o leer libros. Por otra parte, se asume que surgirán funciones específicas para los vehículos, como una navegación GPS más depurada, notas sobre el mantenimiento, confirmar si el coche está cerrado, cuánta gasolina queda en el depósito o el rango de autonomía que nos queda.

Aunque no se sabe cuándo exactamente llegará Alexa a los coches Volkswagen, se estima que llegará a la flota Ford en EEUU para este verano, y se sincronizará con el sistema de infoentretenimiento del coche.

La tecnología, lógicamente, aún se encuentra en la fase de desarrollo y pulirla para el consumo es difícil, especialmente si se quieren evitar errores. Ese es el paso siguiente: hacer que el uso de un asistente virtual sea cómodo y no un incordio.

Otra de las funciones que podremos encargarle a Alexa es la compra de componentes para nuestros coches, directamente desde Amazon. Así, no tendremos que recordar qué marca de aceite o qué modelo de limpiaparabrisas nos hace falta y sabremos que llegará a nuestras puertas en unos días.

Los fabricantes se han dado cuenta de que, en cuestiones tecnológicas, es mejor usar los servicios de los gigantes de Silicon Valley antes que invertir cantidades estratosféricas en desarrollarlos ellos mismos. Quizás hayan sido estas empresas tecnológicas las que descubrieron la demanda incipiente de los conductores, que quieren estar rodeados de un entorno cibernético.

Sea como fuere, el huevo o la gallina primero, la realidad es que empresas como Nvidia están produciendo el hardware necesario para los coches del futuro . Su DRIVE PX2 es un potente procesador unido a sensores que permiten a los coches tener funciones de conducción autónoma. El futuro, sin duda, es ahora.

Una ventaja que tiene Alexa sobre las funciones de nuestro smartphone es su GPS. El posicionamiento satelital que tenemos en los teléfonos funciona relativamente bien, pero no hace suficientes llamadas al satélite para definir la ubicación. A todos nos ha pasado que Google no lo encuentra y terminamos dando vueltas o pidiendo direcciones.

Para los Volkswagen, Alexa se sincronizará con los coches equipados con el software Car-Net. Este sistema lleva en los vehículos alemanes desde 2013, así que la retrocompatibilidad no es un concepto que sea imposible de imaginar.

Estos son solo ejemplos de la dirección que están tomando las nuevas tecnologías, no únicamente en los coches sino en toda la sociedad. El ‘internet de las cosas’ hace que muchos objetos estén conectados entre sí a través de una red común. En esta red podemos controlar cualquier elemento (a través de nuestro ordenador más pequeño, el teléfono) que esté conectado. Ya sea programar un viaje, poner música en casa o fijar el termostato antes de llegar del trabajo.

Sin embargo, el aumento de la presencia de la tecnología e internet en nuestro entorno hace que surjan cuestiones interesantes. ¿Y si este es el primer paso para que las máquinas cobren conciencia propia? ¿No será demasiado tentador poder comprar cualquier cosa de Amazon con un golpe de voz? ¿Qué tan lejos estamos de que el mundo se convierta en Terminator o uno de los capítulos de Black Mirror?

Por otro lado, se rumorea que no se trata únicamente de Ford y Volkswagen los que incluirán a Alexa en sus coches. Aparentemente, BMW también está negociando con Amazon para integrar dl asistente virtual en sus vehículos. Sin embargo, esto puede ser un poco más complicado, por la valiosa vehicle data.

Así que, tenga o no nuestro coche un asistente virtual, y pueda recordar cuánta gasolina queda en el depósito o arrancar a distancia, necesitaremos un buen seguro de coche que se encargue de la protección física de nuestro automóvil. Con los Seguros de Coche MAPFRE las opciones son amplias y ajustadas a tus necesidades.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios