El Pagani Huayra se quita el top para Ginebra

Publicado por canalMOTOR, 17 Mar 2017

Pagani Huayra Roadster

El Salón de Ginebra es una fecha anual en el que los fabricantes aprovechan para desvelar lo más llamativo que tienen para ofrecer. Este año, el fabricante italiano le ha quitado el techo a su superdeportivo y ha creado el Pagani Huayra Roadster.

Horacio Pagani era un ingeniero que se dedicaba a los elementos de fibra de la icónica marca deportiva italiana, Lamborghini. En su taller, trabajaban principalmente con fibra de carbono y otras resinas, siempre buscando la excelencia en durabilidad, rigidez y liviandad de sus productos.

En 1988, fundó su propia empresa: Pagani Composites Research. A través de ella trabajaron junto con la marca del toro embravecido para multitud de proyectos, incluyendo la versión 25 aniversario del emblemático Lamborghini Countach, el coche que empezó la legendaria línea de la marca y que desafió a Ferrari en el podio de los deportivos italianos.

Poco después, Pagani se asoció con Modena Design para que éstos se encargasen del diseño de prototipos. En 1994, contrataron los servicios de Mercedes-Benz para que les suministrasen motores V12, que son considerados el sweet-spot en cuanto a prestaciones para coches deportivos.

Así, tras años de desarrollo, consiguieron presentar el Pagani Zonda en el Salón de Ginebra de 1999. A partir de los años 2000 las guerras de la velocidad vieron aumentadas sus filas por marcas que habían sido desconocidas hasta entonces: McLaren, Pagani, Koenigsegg o Trion son todos fabricantes que han llegado nuevos al ring, con un único objetivo: superar a los demás en la pista. 

Todas tienen, además, el elemento común de que sus coches son producciones muy bajas y tienen precios que van en consecuencia con esta oferta limitada. De hecho, el coche que nos atañe hoy, el Pagani Huayra, se vende por 850.000 euros
Pero antes de entrar en materia con él, recordemos a su antecesor: el Zonda. Gracias a los 5.9 litros del V12 de la división deportiva de Mercedes-Benz, AMG, fue diseñado por el campeón de Fórmula 1, Juan Manuel Fangio. De hecho, el modelo iba a portar su nombre, pero decidieron no hacerlo por respeto a su memoria tras su muerte en 1995.

El motor original producía unos 400 caballos y estaba montado a la mitad, detrás de las dos plazas de la cabina. Escuchar el rugido de 12 pistones detrás de tu cabeza mientras aceleras es todo un valor añadido, ya sin contar con las prestaciones de este coche. 

El chasis, al provenir de la división de fibras de Lamborghini, por supuesto que estaba todo hecho de fibra de carbono para conseguir los números deseados en peso y rigidez (y precio). De la versión original, llamada C12, sólo queda una unidad en el mundo. Es propiedad de una dama suiza que se ha negado a las ofertas de compra que ha hecho Pagani, por su valor histórico.

De hecho, el Zonda estuvo en producción 12 años (hasta 2011) y solo se hicieron 135 unidades de todas las versiones. Con el paso de los años, Pagani fue actualizando el motor (pero no el diseño, característico por los cuatro tubos de escape que salían entre las luces traseras), hasta llegar a los 789 caballos de potencia en su Zonda Revolución, la versión definitiva ofrecida únicamente a amigos y familiares. Con sus 1070 kilos de peso (más liviano que un Mazda Mx-5) y su diseño en monocoque, el Pagani parece más un coche de Fórmula 1 listo para la calle antes que un deportivo convencional.

Así, Pagani aprovechó las ventas del Zonda a millonarios excéntricos que no se querían conformar con un vulgar Ferrari y diseñó punteras soluciones tecnológicas en sus coches. La última versión del Zonda contaba con una transmisión automática que cambiaba de marcha en 20 milisegundos o un sistema de aerofreno, que ajusta el alerón trasero para aumentar su drag en caso de frenadas.

Hola, Carbotanium

El sucesor del Zonda fue llamado Huayra por un dios del viento de la cultura Quechua. Nada más salir, fue nombrado “hipercoche del año” por la revista Top Gear. Cada tornillo que hay en el coche está hecho de titanio. Sus ruedas salen de un bloque sólido de aluminio y tardan cinco días en completarse. Por dentro, por usar palabras del presentador de Top Gear, Richard Hammond, parece “la idea victoriana del S XXIII”. 

El chasis está hecho de carbotanium, una mezcla de fibra de carbono y titanio que es más liviana, más rígida y que no se hace añicos en un choque, como la fibra. Es así que el Huayra es más seguro que su predecesor en caso de que sus 730 caballos de V12 biturbo te estrellen contra una pared. 

Los cuatro tubos de escape vuelven a hacer su aparición y su seña de identidad. Aunque tenga una transmisión automática secuencial, también incluye otra donde estaría normalmente la palanca de cambios, con 67 piezas únicamente para este cometido.

Pagani se encuentra en una situación en la que estaban Lamborghini y Ferrari hace 30 años. Antes de que empezaran a preocuparse por la ‘identidad de la marca’ y pasaran a ser propiedad de Audi (la primera) o fabricantes de gorras, llaveros o parques de atracciones (la segunda). Tiene ese toque fresco y las notas de locura de los viejos Lambos que lo hacen un verdadero hiperdeportivo.

Para el Salón de Ginebra de este año, además, Pagani ha decidido quitarle el techo a su Huayra y convertirlo en un targa. El precio será más caro, pero quienes compran estos coches rara vez lo hacen para conducirlos por un circuito, sino para presumir de ellos a bajas velocidades. Sabiendo que pueden pisar el acelerador cuando quieran.

Por supuesto, un coche de estas características requiere una póliza que esté a la altura. Recuerda que con los Seguros de Coche MAPFRE tienes un amplio abanico de coberturas ampliables, que llegan hasta el seguro a todo riesgo sin franquicia, sin duda el seguro que el Huayra se merece. 

Así podremos estar tranquilos de que no le pasa nada a nuestro exclusivo hiperdeportivo italiano y podamos dedicarlo al propósito para el que lo compramos: disfrutar de su conducción.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos