Dodge Demon: aceleración pura

Publicado por canalMOTOR, 21 Jun 2017

Dodge Challenger Demon

El Dodge Demon es un deportivo al más puro estilo americano diseñado para ser el modelo de producción industrial más rápido en línea recta. Su poderoso motor y unas especificaciones técnicas impresionantes hacen que sea imbatible en las carreras de aceleración.

 

Siguiendo el legado de los muscle car americanos, el Dodge Demon es un coche enfocado en ser el más rápido posible acelerando y manteniendo una alta velocidad en línea recta. Presentado en el Salón de Nueva York, este coche de marca tan icónica ha batido varios record de aceleración. Su motor V8 tiene una potencia de 840 caballos de fuerza y se trata, por lo tanto, del propulsor más potente jamás creado por Dodge. El rugido que desprende al girar la llave de encendido es similar a un estruendoso trueno y está acompañado de un sistema que regula el aire que entra en él para mantener siempre la temperatura óptima para su funcionamiento. 

 

El Dodge Demon es un hito en Dodge

Este modelo se trata del coche más potente creado por el fabricante americano y lejos de ser una mera actualización del modelo anterior, el Hellcat, se trata de un coche que incorpora mejoras considerables, muchas de las cuales son novedad en la marca.

 

Hasta un 25% del motor está formado de piezas completamente nuevas. Destacan especialmente los pistones, el cargador, la correa de transmisión y el sistema de inyección. El cargador pasa a ser de 2,7 litros y la presión se incrementa hasta los 14.5 psi. Por otro lado, las revoluciones por minuto máximas dejan de ser 6.200 para alcanzar las impresionantes las 6.500.

 

Con todos los datos que te hemos proporcionado, habrás pensado que nos encontramos ante un coche que es fuerza bruta, y es totalmente cierto. Pero también tiene detalles más allá de un motor poderoso. Nos estamos refiriendo por ejemplo a un sistema de inducción por aire con tres fuentes de refrigeración que enfría la ingeniería y de neumáticos radiales realizados con un compuesto exclusivo que resiste la fricción a la que se ven sometidos cuando se acelera. 

 

Destaca especialmente su sistema de aceleración, que complementa al de frenado y que proporciona estabilidad antes de pisar a tope el pedal del acelerador. Su finalidad consiste en que fluya más aire hasta el motor y que se incrementen las revoluciones por minuto del mismo sin sobrecargar los frenos ni hacer girar a las ruedas.

 

Dodge Demon: Un coche de récord

El Dodge Demon supone un punto de inflexión, no solamente en lo que refiere a su constructor, sino que su influencia se extiende a todo mundo automovilístico. Entre sus impresionantes registros hay importantes novedades técnicas y récords que merecen la pena ser analizados con detenimiento:

 

 

  • Coche de producción industrial más rápido en acelerar de 0 a 100. Debido a que está construido en los Estados Unidos, se usa como referencia las millas en lugar de los kilómetros. Sin embargo, la distancia es similar, pues 60 millas equivalen a unos 96,5 kilómetros. El Demon es capaz de alcanzar esa velocidad en unos escalofriantes 2,3 segundos. Es decir, puede pasar de estar parado a alcanzar casi 100 kilómetros por hora en menos de lo que tardas en cambiar de canal de televisión. No hay otro coche que iguale tal registro. Ni los superdeportivos europeos, con Ferrari, Porsche o Bugatti a la cabeza pueden registrar una cifra tan espectacular. Es cierto que luego en el paso por curva el modelo americano no es tan estable ni tan rápido como el resto de coches, pero en línea recta no tiene rival.
  • Coche con mayor velocidad conseguida en un cuarto de milla. En una distancia equivalente a 400 metros, este automóvil es capaz de conseguir una impresionante aceleración que le hace llegar a alcanzar las 140 millas por hora. ¿Impresionante? Todavía lo es más si pasamos dichos datos a kilómetros y comprobamos que se trata de ¡225 kilómetros por hora! Se acaban los adjetivos para definir la potencia que, de este vehículo, que es realmente una bestia y el mejor cuando hablamos de aceleración de un coche industrial.
  • Mayor Fuerza-G alcanzada por un coche de producción. Con una fuerza de 1,8 G, se trata del vehículo disponible para circular con mayor puntuación en esta variable. Demostrando de este modo que se trata de un automóvil con carácter y que, como su propio nombre indica, puede llegar a ser un demonio si su conductor no sabe controlar su descomunal fuerza.
  • Sistema de enfriamiento después de la carrera. Debido a su enorme motor, su increíble potencia y a las revoluciones por minuto en las que se mueve, es necesario tener un igualmente impresionante sistema que refrigere la ingeniería. Los técnicos de Dodge no solamente han trabajado en tomas de aire y radiadores que mitiguen el calor, sino que además han creado un novedoso sistema que enfría el vehículo después de haberlo forzado al máximo durante una carrera. De este modo se evitan futuras averías.
  • Capaz de soportar gasolina con un alto nivel de octanos. Los coches realizados en serie soportan combustible con 95 y 98 octanos, según sea su nivel de refinamiento. Sin embargo, el Dodge Demon es capaz de funcionar con gasolina de más de 100 octanos, un hito entre los automóviles de producción.

 

 

Estética atrayente

Pese a que el motor y sus datos de aceleración son las características más llamativas del Dodge Demon, no hay que olvidar su estética. Se trata de un bonito automóvil con esencias de la más pura tradición de deportivos americanos. Con un aspecto musculoso, su amplia toma de aire frontal que se complementa con otra que va directa al motor y con la posibilidad de tener acceso a interesantes extras por poco dinero a mayores.

 

Precio

Debido a sus especificaciones, el Dodge Demon está creado para el mercado americano y por esa razón, de manera inicial, solamente será posible adquirirlo en Estados Unidos y en Canadá por un precio que rondará los 85.000 dólares, es decir, unos 75.700 euros.

 

Hay pocos coches fabricados en serie más impresionantes que el Dodge Demon, un muscle car con increíbles registros de aceleración, un potente motor y una estética que no deja indiferente. Como tampoco dejan indiferente los Seguros de Coche MAPFRE, pues se adaptan a las necesidades de cada conductor, ofreciendo la cobertura que necesite.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos