Así es el Honda Odyssey 2018

Publicado por canalMOTOR, 29 Jul 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Honda Odyssey 2018

A pesar de la tendencia creciente de las familias para optar por un SUV de tres filas, el mercado de los monovolúmenes sigue siendo considerable. El Honda Odyssey 2018 promete más utilidad, más versatilidad y, sobre todo, más tecnología.

Honda ha rediseñado su Odyssey, muy popular en EEUU, para que los amantes de lo práctico tengan lo último en tecnología. El Honda Odyssey 2018 no dista mucho de su predecesor en cuanto a diseño. Sí, han cambiado las líneas de la carrocería, que le dan un aspecto de fluidez y modernidad muy aparente. Las nuevas luces, tanto delante como detrás, son LED y la calandra está más en línea con el resto de modelos de la marca japonesa. Una nota de diseño interesante es como se “funde” el cristal de la parte trasera con el pilar D del coche.

Pero sí que ha cambiado su arquitectura. Usa la misma plataforma que la pick-up Ridgeline que solo se vende en EEUU. Su motor sigue siendo un V6 de 3.5 litros, pero ha visto aumentada su potencia de 248 a 280 caballos respecto al modelo anterior. Otra cosa que ha cambiado es la transmisión, automática únicamente, que antes era de seis velocidades y ahora pasa a ser de nueve o diez, en el modelo más lujoso. 

Esta transmisión de 10 velocidades es completamente nueva por parte de los ingenieros japoneses, funciona con un sistema de doble embrague y es el primer modelo de Honda que lo equipa. Las múltiples marchas y la reducción de peso (50 kilos menos que el que sustituye) deberían hacer que los consumos del Odyssey se reduzcan notablemente.

Siéntate donde quieras

Una de las características más interesantes del Honda Odyssey 2018 es lo que la marca llama el ‘Magic Slide’. Este sistema está pensado para modificar las dos filas de asientos traseros a nuestro antojo. La segunda fila puede moverse más o menos hacia el frente; se puede quitar uno de los tres asientos para permitir un acceso más fácil a la tercera, juntando dos hacia el centro o dejando un pasillo directo hacia atrás. 

Los monovolúmenes son coches marcadamente familiares y Honda quiere anticiparse a casi cualquier situación que pueda ocurrir con pasajeros de todas las edades. Así, cuando se acerca la segunda fila, el copiloto puede llegar con facilidad al niño y entretenerle o limpiar sus restos de comida

Tecnología puntera

En un coche tan grande, a veces es difícil estar al tanto de todo lo que ocurre detrás. Pero en el Odyssey no es problema: cuenta con CabinWatch, una cámara infrarroja (así puede funcionar tanto de día como de noche) que vigila los asientos traseros. La cámara está situada en el sistema de infoentretenimiento trasero, y se puede ver en la consola central del coche. 

Otro sistema interesante es el de CabinTalk. El conductor tiene a su disposición un micrófono para comunicarse a través de los altavoces traseros e incluso los auriculares si están enchufados al sistema multimedia de la parte de atrás. Y es éste otro punto muy a favor para la comodidad de los pasajeros. Cuenta con una pantalla de 10,2 pulgadas, conexión wifi 4G y la capacidad de sincronizarse con Spotify. Además, los pasajeros pueden crear una lista de reproducción de música de hasta ocho usuarios.

En la parte de la cabina tampoco se quedan cortos. El panel de instrumentos es una pantalla TFT configurable, y la consola central tiene una pantalla táctil multimedia de ocho pulgadas. Es, además, el primer modelo de Honda que lleva la actualización de su software, mucho más responsivo y ágil. 

En cuanto a comodidad, lo tiene todo: asientos calefactables tanto delante como detrás, igual que el volante; los asientos delanteros cuentan con ventilación para los días calurosos y se puede cargar el teléfono de forma inalámbrica. Y la aclamada HondaVac de modelos anteriores ha vuelto en esta generación. Este dispositivo es muy ingenioso: una pequeña aspiradora para limpiar cualquier desastre que haya podido ocurrir.

Además, el modelo 2018 le ha permitido a Honda ponerse al día en cuanto a seguridad y asistencia a la conducción, un apartado en el que se estaba quedando detrás de sus competidores. Ahora, el nuevo Odyssey cuenta con control de crucero adaptativo, frenada  de emergencia automática, asistente para mantenerse en el carril o avisos de punto ciego (imprescindibles para un coche de esta envergadura). 

De momento, la Honda Odyssey únicamente estará disponible en EEUU, ya que los coches tan grandes resultan poco prácticos en las calles europeas. En un tiempo dónde cada vez es más frecuente encontrarse con todoterrenos urbanos, reclamos como la tecnología y la comodidad son lo que marca la diferencia. Y, si el monovolumen tiene éxito en el mercado americano, es posible que los japoneses quieran dar el salto al Viejo Continente.

Además, Honda ha introducido algunos guiños para los pasajeros como la app “¿Cuánto falta?” De su sistema multimedia. Con ella, los pasajeros pueden saber en todo momento el tiempo y kilómetros que quedan hasta llegar al destino. Eso sí, es poco probable que se elimine definitivamente la pregunta de los niños más ansiosos por llegar a destino. 

En cuanto a precios, en EEUU se vende por 29.000 dólares, un precio más que razonable para un vehículo de estas características. Se puede elegir en ocho colores diferentes y cinco niveles de acabados: LX, EX, EX-L, Touring y Elite.

Si estabas soñando con sustituir tu monovolumen por el nuevo Honda Odyssey, tendrás que importarlo desde América. Una vez aquí, contrata una póliza que esté a la altura de su tecnología: explora las opciones que te brindan los Seguros de Coche MAPFRE, y descubre como su abanico de coberturas se adaptan a todas tus necesidades.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios