Precauciones y consejos para conducir con viento fuerte

Publicado por canalMOTOR, 19 Oct 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conducir con viento

Cuando conducimos, podemos encontrarnos con determinadas situaciones y obstáculos que hacen que el manejo del coche sea mucho más complicado. Por eso, hoy queremos explicarte algunas precauciones y consejos para conducir con viento fuerte.

Algunos fenómenos climatológicos, como el viento fuerte o racheado, nos obligan a extremar las precauciones al volante, ya que la dirección del coche y la velocidad se pueden ver alteradas. Tanto es así que el viento fuerte puede provocar una trayectoria repentina del coche, así como reducir la tracción y el agarre de las ruedas o incluso llegar a volcar un vehículo.

Cuando hablamos de viento muy fuerte, normalmente éste suele ser racheado, es decir, con repentinas sacudidas, algo que se notará claramente en la dirección del coche y en la suspensión. Notaremos balanceos que desestabilizan el coche y perjudican la normal trayectoria.

Además de estos efectos, el viento también se puede meter por los bajos del vehículo y crear un efecto de elevación de la carrocería si se circula a alta velocidad, reduciendo el agarre de las ruedas en el asfalto.
Por ello, a continuación te detallamos algunas precauciones y consejos para conducir con viento fuerte y no perder seguridad:

Reducir la velocidad

En el momento que notemos que el coche da bandazos a consecuencia del viento, deberemos reducir la velocidad. De esta manera evitaremos muchos de los efectos del fuerte viento, ya que los cambios de dirección serán menos críticos, se podrán controlar mucho más los balanceos y conseguiremos que el coche no pierda demasiado agarre.

Un truco que nos indica si hemos entrado en una zona de viento fuerte, como un puerto de montaña o un espacio llano, consiste en mirar los árboles que hay al lado de la carretera para comprobar cómo se mueven.

Coger el volante con firmeza

Cuando conduzcas con rachas de viento fuertes, no dudes en llevar las manos firmes en el volante. Los primeros cambios de dirección los notarás en la dirección, por lo que para corregir o mantener la trayectoria dentro del carril, es fundamental llevar las dos manos en el lugar donde tienen que estar.  

Si hemos reducido la velocidad anteriormente, estos cambios de dirección serán pequeños y con sólo coger con firmeza el volante y estar atentos con la vista puesta hacia dónde queremos llevar el vehículo, podremos hacer frente a las rachas de viento sin ningún problema.

Precauciones y consejos para conducir con viento fuerte

Coge el volante con cierta firmeza para hacer frente a las rachas de viento.

Precaución con los camiones

Conducir con viento y con camiones en la misma carretera es una de las situaciones más peligrosas, ya que este tipo de vehículo actúa como pantalla frente al aire, sobre todo si es lateral. Si vamos por una autopista o carretera llana y adelantamos a un camión con una diferencia de velocidad elevada, notaremos repentinamente la falta de viento, tanto en la dirección como en el balanceo de la suspensión, provocando una desestabilización e incluso un cambio en la trayectoria.

En el caso de que tengas que adelantar un camión, lo más aconsejable es hacerlo con total precaución y con una diferencia de velocidad no demasiado elevada.

Precauciones y consejos para conducir con viento fuerte

Si tiras de un remolque voluminoso y ligero, piensa en cancelar el viaje si el viento es muy fuerte.

Ojo con los remolques y vehículos grandes

Si se da el caso de que conduzcamos un remolque o un vehículo grande bajo estas condiciones meteorológicas, hay que extremar mucho más las precauciones y reducir en mayor medida la velocidad. Esto es para evitar que el vehículo se desestabilice y se agraven los problemas de trayectoria en el vehículo que tira.

Si el remolque es grande y ligero, como una roulotte, es incluso aconsejable cancelar el viaje y esperar a que el viento se calme. Cuanta más superficie de carrocería tenga el vehículo, más se notará el efecto del viento, por lo que hay que tener más cuidado con los vehículos grandes, sobre todo con un todoterreno grande y antiguo, una furgoneta o un camión. Estos efectos se notarán aún más si el vehículo va cargado.  

Viento extremo

Cuando las ráfagas de viento son muy fuertes y extremas, por ejemplo en pasos elevados de montaña, conduce con mucha precaución, reduce la velocidad y utiliza marchas cortas para elevar las revoluciones del motor y tener potencia de reserva para hacer frente a las ráfagas de viento. Para hacer frente al viento es preferible la potencia del vehículo antes que la velocidad.

Con estas precauciones y consejos para conducir con viento fuerte podrás controlar la situación y llegar a tu destino sin demasiados sobresaltos. Además, no dudes en viajar acompañado de tu Seguro de Coche MAPFRE que te protege ante cualquier incidente. ¡Infórmate gratis de las coberturas que te ofrecen las diferentes pólizas!

LO QUE DEBES SABER...
  • Viento fuerte: las ráfagas de viento fuerte pueden cambiar la trayectoria del vehículo.
  • Velocidad: reducir la velocidad es de vital importancia para hacer frente a las ráfagas de viento.
  • Volante: coge con firmeza el volante y concentra la vista hacia donde quieres dirigir el vehículo.
  • Marchas cortas: en caso de viento muy fuerte utiliza marchas cortas para avanzar.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos