Consejos para la conducción In itínere

Publicado por Gerardo Jiménez, 22 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conducción in itinere

¿Vas a trabajar en coche? Pues sigue estos consejos para que tus trayectos diarios no se conviertan en una fuente de estrés y reduzcas las posibilidades de tener un accidente in itínere.

LO QUE DEBES SABER...
  • In itínere: Trayectos diarios a trabajar, a colegios u otros viajes comunes.
  • Accidentes: El momento de la semana que más accidentes se producen es el lunes por la mañana.
  • Consejos: Olvidar preocupaciones, no usar el móvil y mantener la distancia de seguridad.
  • Estrés: Reduce la concentración y hace tomar riesgos.

Los estudios de accidentes de tráfico arrojan una estadística demoledora. El momento con más posibilidades de tener un accidente no es por la noche en un fin de semana, sino el lunes por la mañana. Lógicamente se trata de los accidentes que se producen por la mañana al ir al trabajo, al colegio o cualquier labor diaria en los grandes núcleos urbanos. La falta de concentración, el tráfico denso y las prisas son los causantes de que todas las mañanas y tardes de diario se produzcan decenas de accidentes por alcance, salidas de vía, choques en cruces y en algunos casos con graves consecuencias.

 

A la hora de conducir in itínere, al trabajo o a las obligaciones diarias, solemos conducir por las mismas carreteras, autopistas y calles. Tendemos a memorizar el trayecto con tanta eficacia que tenemos momentos de conducción inconsciente y reducimos nuestra concentración para pensar en las preocupaciones habituales. Pero el tráfico es siempre imprevisible y los frenazos, las placas de hielo, y la aparición de coches en los cruces surgen siempre en el momento menos esperado. Pon en práctica los siguientes consejos para tener una conducción segura y evitar los accidentes in itínere.

 

 

Consejos para conducir in itínere 

- Deja las preocupaciones fuera del coche

Hay que intentar dejar a un lado todas las preocupaciones diarias durante la conducción. Ya conoces el trayecto diario y sabes lo que dura aproximadamente. Durante ese tiempo evita pensar en cosas que puedan estresarte. Utiliza la radio o la música grabada para evadir esas preocupaciones si es necesario. Un conductor estresado o enfadado pierde la concentración, la capacidad de reacción ante un imprevisto y toma decisiones poco seguras.

 

- Olvida el móvil

El teléfono móvil provoca cientos de accidentes en atascos porque distrae nuestra atención. No consultes el Whatsapp, cualquier otra red social ni el correo electrónico, ni siquiera en los semáforos en rojo. Se puede vivir más de una hora sin hacerlo. Si tienes algo importante que enviar o comunicar hazlo antes de conducir. Si necesitas hablar, hazlo con un sistema de Bluetooth y con conversaciones cortas.

 

Mantén siempre la distancia de seguridad con el coche que te precede.

 

- Mantén la distancia de seguridad

En la conducción diaria, cuando todo son prisas y nos conocemos el trayecto de memoria, tendemos a reducir las conductas seguras al volante. Una de las más peligrosas es reducir la distancia de seguridad acercándose al coche que circula por delante. Esto dificulta la visibilidad de la carretera que hay por delante, reduciendo la capacidad de anticipación ante frenazos por atascos u otros imprevistos. También limita nuestra capacidad de reacción y no deja espacio para realizar una frenada de emergencia con seguridad. La mayoría de los choques por alcance podrían evitarse manteniendo una distancia de seguridad suficiente y conduciendo con concentración.

 

- Observa la adherencia del asfalto

Aunque te conozcas la carretera por la que pasas todos los días y creas saber dónde están incluso los baches, no te olvides de fijarte siempre en qué estado está el suelo y la adherencia que puede tener para ajusta la velocidad y las distancias de seguridad. Un poco de lluvia puede reducir mucho la adherencia en una carretera en la que hace mucho que no llueve. Cuando hace mucho frío la adherencia también baja mucho incluso en carreteras secas, no por el asfalto, sino porque los neumáticos se vuelven menos efectivos. Ajusta siempre tu velocidad si hay gravilla, lluvia o hay temperaturas cercanas al punto de congelación.

 

- Evita las prisas

Si llegas tarde al trabajo, no intentes ganar el tiempo perdido en la carretera. Puedes perder mucho más que unos minutos. Asume que llegarás tarde y prevé una salida con más tiempo para el siguiente día para no andar con prisas.

 

- No te estreses con el resto de conductores

Piensa que nadie es culpable de que llegues tarde o de que conduzcas con estrés y preocupaciones. No te agobies con los conductores que conducen con prudencia, tienen todo el derecho a circular de forma tranquila y no están ahí para hacerte llegar más tarde. Si quieres evitar verte obstaculizado, sal con más tiempo y conduce de forma más tranquila. Al final del trayecto lo agradecerás –y no tardarás mucho más-.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos