Consejos para conducir en puntos peligrosos

Publicado por canalMOTOR, 18 May 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

5 consejos para conducir en los puntos negros

La red de carreteras española aunque mejora paulatinamente, aún conserva zonas especialmente peligrosas y con un porcentaje alto de siniestros. Estos consejos para conducir en puntos peligrosos, pretenden contribuir a una mejora de la seguridad en estas carreteras.

 

Los puntos negros de la red vial española son aquellos que, según la DGT, acumulan tres o más accidentes en un año con víctimas. Habitualmente, estas zonas presentan factores adversos para la conducción como señalizaciones deficientes, elementos de seguridad en mal estado, terrenos naturalmente peligrosos, condiciones meteorológicas adversas o escasa visibilidad. Estos consejos para conducir en puntos peligrosos inciden en las pautas más generales de seguridad que el conductor  puede contemplar para afrontar la circulación por estas zonas.

   1. Información

Es una costumbre de seguridad sencilla, pero muy eficaz, en el caso de realizar viajes por zonas nuevas y desconocidas. Gracias a Internet, es fácil y sencillo informarse sobre si en nuestra ruta hay uno o varios puntos negros. Conocerlos es el primer paso para poderlos superar con éxito.

   2. Precaución

A pesar de que se conozca la zona y seas consciente de que estás atravesando un punto negro con una alta tasa de siniestralidad, no bajes nunca la guardia; al contrario, la precaución ante lo conocido debe ser mayor, ya que en muchos casos, el exceso de confianza desemboca en faltas de atención y siniestros inesperados.

 

 

   3. Elegir las mejores condiciones

No siempre es posible, pero si el punto negro está relacionado con la dificultad de visibilidad, por ejemplo, por ser frecuente la lluvia o la niebla, lo deseable sería afrontar un viaje en coche por la zona cuando estas circunstancias agravantes y peligrosas de la zona no se dieran. Siempre puede optarse, al menos, por evitar la zona de noche, por ejemplo.

   4. Descanso

Si has de conducir por un punto negro o zona con una tasa especialmente alta de siniestralidad, planifica tu viaje para que siempre conduzcas en las mejores circunstancias posibles y en plenitud de facultades. Por ejemplo, al inicio del viaje o nada más haber realizado una parada de descanso. Nunca conduzcas por una zona peligrosa con cansancio, somnolencia o falta de descanso.

5. Vehículo en perfecto estado

Si tienes dudas sobre las ruedas, el sistema de frenado, o notas cualquier anomalía mecánica en la conducción, suspende el viaje antes de llegar al punto negro. Para superar con éxito estos lugares menos seguros, es importante que el vehículo responda con total fiabilidad y con todas sus prestaciones.

 

Además de poner en práctica estos consejos para conducir en puntos peligrosos, es recomendable contar con el respaldo un Seguro de Coche de MAPFRE que gracias a su experiencia en el sector garantiza la mejor asistencia en todos los puntos de la red vial, incluidos los temidos puntos negros.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos