Todo lo que debes saber sobre el impuesto de circulación

Publicado por CanalMOTOR, 07 Ago 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

todo lo que debes saber sobre el impuesto de circulacion

Entre todo lo que debes saber sobre el impuesto de circulación está, por ejemplo, su nombre oficial: Impuesto sobre vehículos de Tracción Mecánica. Esta tasa es de competencia municipal que llega al buzón de todos los conductores. Te contamos todos los datos que necesitas.

Este impuesto grava al titular de cualquier vehículo de tracción mecánica apto para circular por la vía pública. A partir de aquí surgen ciertas preguntas: ¿todos los vehículos pagan lo mismo? ¿hay alguna clase de vehículo que quede exento del impuesto?

La ley que lo regula (Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de Haciendas Locales) indica que para establecer la tarifa del impuesto se debe atender a un aspecto concreto dependiendo del tipo de vehículo. Para turismos y tractores el precio se regulará según la potencia (medida en caballos fiscales), para autobuses se hará por plazas disponibles, para camiones y remolques por carga útil y para ciclomotres y motocicletas por cilindrada.

Quizá de todo lo que debes saber sobre el impuesto de circulación lo que más te interese es cuánto se paga. Debes saber que en el caso de los turismos y tractores la fórmula que establece cuántos caballos fiscales tiene el vehículo se fija sólo en la cilindrada. Esto hace que se penalice a los motores diésel. Las tarifas vienen fijadas en un cuadro que contiene la ley que regula el impuesto.

 

Esta tasa está gestionada por los municipios, y sus ayuntamientos también tienen poder para regularlo. La ley indica que pueden establecer una bonificación de hasta el 75% dependiendo de la clase de carburante que consuma el vehículo y su impacto medioambiental, y también el tipo de motor pudiendo fijarse reducciones para los que sean ecológicos.

También se puede eximir del pago del impuesto a los propietarios de vehículos históricos con una antigüedad mínima de 25 años. También debes saber que los ayuntamientos tienen poder para incrementar, hasta un máximo coeficiente de 2, la tasa establecida en la ley.

La diferencia entre tasas hace que se creen pequeños paraísos fiscales y que muchos conductores opten por registrar el vehículo en algún municipio que cobre una tasa más baja. Algunas de las capitales de provincia donde el impuesto es de los más bajos son Soria, Palencia, Jaén, Badajóz, Pamplona, Zamora y Pontevedra.

La tasa se paga anualmente y se grava el año natural (del 1 de enero al 31 de diciembre). En principio el ayuntamiento envía una carta de pago al domicilio de los titulares de los vehículos.

Todo lo que debes saber sobre el impuesto de circulación está en estas líneas. Lo más destacable es que se tiene en cuenta el impacto medioambiental del vehículo a la hora de regular la tasa. Tener un coche que contamina poco tiene muchas ventajas: también las puedes encontrar en tu seguro de coche MAPFRE. Infórmate, porque con la póliza para coches ecológicos puedes ahorrar hasta un 42% en la renovación.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios