Consejos para cuidar la espalda al conducir

Publicado por CanalMOTOR, 11 Feb 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Consejos para cuidar la espalda al conducir

Tanto si pasamos mucho tiempo al volante, como si solo lo cogemos puntualmente, es importante que vigilemos nuestra postura. Cuatro de cada cinco personas sufren de problemas de dolores en la columna; sin embargo, si seguimos estos consejos para cuidar la espalda al conducir, podremos evitar esta común molestia.

El dolor de espalda es uno de los males más comunes en nuestra sociedad, muchas veces debido al sedentario estilo de vida que mantenemos y los largos periodos que invertimos sentados al día. Cuando cogemos el coche, es uno de los momentos de mayor riesgo, puesto que los frenazos y acelerones, la tensión por la conducción o un mal ajuste del asiento pueden conllevar lesiones y molestias. Pero no hay que preocuparse antes de tiempo: hay una serie de consejos para cuidar la espalda al conducir que podemos obedecer para hacer todo lo que esté en nuestra mano para protegernos de cualquier daño.

Regular correctamente el asiento y respaldo

Lo primero es lo primero: de nada vale cuidar la postura si el asiento está mal regulado. Para asegurarnos de que cuenta con la inclinación y la distancia al volante adecuadas, debemos vigilar algunos detalles. Alcanzaremos la comodidad al volante óptima si distribuimos el peso y el apoyo del cuerpo no solo cuando nos sentamos, sino también cada vez que nos movemos, por lo que podremos modificar la posición del asiento varias veces. ¿Para qué? Principalmente, lo que hemos de conseguir es que el asiento esté lo suficientemente alejado como para que las piernas estén extendidas hasta el pedal, con una pequeña flexión en la rodilla.

El respaldo también debe estar algo inclinado hacia atrás, y nuestros hombros siempre han de estar en contacto con el asiento, en lugar de encogidos hacia delante. El punto de apoyo de la cabeza, debe estar algo por encima que la línea que conectaría nuestras orejas: lo contrario puede elevar en mucho las terribles consecuencias de sufrir daños irreparables en caso de accidente.

Además, el asiento debe estar ajustado lo más elevado posible, para tener una completa visión de la carretera y los cuadros de mando, y evitar posturas “raras” al intentar visualizar alguno de estos dos. También es recomendable moverlo de manera que quede una distancia de dos o tres dedos entre el borde del asiento y la parte trasera de nuestra rodilla.

Por último, por supuesto descansar, hacer las paradas recomendadas y salir a estirar las piernas con frecuencia en los viajes largos ayudará notablemente a evitar molestias al volante. Ser responsable en cuanto a la conducción hará, en gran parte, que disfrutemos de una experiencia agradable en nuestro coche. Para todos aquellos imprevistos que van más allá de nuestro control, contar con un Seguro de Coche MAPFRE nos ayudará a estar protegidos en cualquier momento y circunstancia.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos