¿Cómo parar un coche si los frenos no responden?

Publicado por CanalMOTOR, 28 Feb 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Cómo parar un coche si los frenos no responden?

Quizás no te lo habías planteado nunca: vas seguro en tu coche y no contemplas como posibilidad que el sistema de frenado falle; sin embargo, es una posibilidad a la que deberías saber enfrentarte para evitar un accidente.

Si te preguntas, cómo parar un coche si los frenos no responden, te ofrecemos algunos consejos fundamentales que te ayudarán a afrontar la situación sin que cunda el pánico:

1. Lo primero que hay que tener claro es que no es una tarea sencilla, pero entrar en pánico no va a ayudarnos a resolver la situación; por eso, lo más importante es intentar reducir la velocidad y hacerlo con el menor riesgo posible. Para ello, debemos retirar el pie del acelerador y, si estás utilizando el sistema de control de crucero, desactivarlo inmediatamente.

2. Una vez realizados los pasos anteriores, comprueba el estado de los frenos al contacto con tu pie. Si notas que se hunden es posible que el líquido de frenos no esté al nivel adecuado, o que, por el contrario, tengan algún problema con el tambor o las pinzas. Si el pedal está duro, puede ser síntoma de que algo está obstruyéndolo. Comprueba que no está sucediendo así y que no hay nada que impida que puedas pisar con fuerza.

3. Bombea el pedal del freno para conseguir la presión suficiente que necesita el freno para detenerse. Puede llevar cierto tiempo, así que inténtalo unas cuantas veces: puede suponer una buena alternativa.

4. Reduce la velocidad: ve cambiando de marcha, aunque de forma paulatina, ya que, en caso contrario, te puedes encontrar con que pierdas el control del vehículo.

5. Activa el freno de emergencia. Este tardará más tiempo de lo normal en pararse puesto que, tan solo actúa sobre las ruedas traseras.

6. Si dispones de espacio, gira el volante de forma brusca para desplazarte hacia los lados, eso crea fricción y facilita que se reduzca la velocidad a la que conduces. No lo hagas a velocidades elevadas porque puedes volcar.

7. Si todo esto no ha sido suficiente para detener tu coche, intenta buscar un lugar en el puedas chocar sin mayor peligro, o consigas parar sin provocar ningún accidente.

Ya sabes lo complicado que es parar un coche si los frenos no responden. Para evitar otro tipo de sobresaltos cuentas con las coberturas de los seguros del Auto de MAPFRE. Elige el que mejor se adapte a tus necesidades y preocúpate solo de lo indispensable.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos