¿Qué tipo de copiloto eres?

Publicado por CanalMOTOR, 07 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Qué tipo de copiloto eres?

Ya es hora de que descubras qué tipo de copiloto eres: los expertos en seguridad al volante alarman sobre lo peligroso que pueden llegar a ser algunos acompañantes, tanto para el conductor como para el resto de los viajeros y usuarios de la vía.

Quizás nunca te habías planteado qué tipo de copiloto eres, pero ha llegado el momento de que lo descubras y te identifiques, y, dependiendo de lo que averigües, empieces a mejorar para convertirte en un valioso compañero en el coche y no en un molesto y problemático copiloto.

Las distracciones más comunes que se valoran al volante son tanto agentes externos como internos, pero muy pocas veces se tiene en cuenta el factor humano. Sin embargo, diversos estudios recientes alarman sobre lo peligroso y nocivo que puede llegar a ser un copiloto, un compañero de viaje y conducción.

Los expertos en seguridad al volante han detectado y clasificado a los tipos de copilotos según su actitud dentro del coche y su mayor o menor riesgo y peligrosidad, incrementando la distracción del conductor.

Discutidor

Puede que detrás de un copiloto discutidor siempre haya buenas intenciones, como su interés por evitar que el conductor se duerma o baje la concentración, pero la realidad es que, en su mayoría, los copilotos discutidores logran justo el efecto contrario al deseado.

La discusión, en muchos casos, es buena compañera de viaje, ya que según los expertos fomenta la falta de concentración y la distracción al volante. El porcentaje de peligrosidad aumenta si, además, el copiloto elige temas realmente polémicos y exaltados, e incluso apoya sus diálogos en vídeos, imágenes o noticias que muestran al conductor en la pantalla de su dispositivo móvil. Las consecuencias de sufrir este tipo de copiloto pueden ser nefastas.

Experto

Si eres novel en lo de conducir, es muy raro que no conozcas este tipo de copiloto. Son por lo general, aunque no siempre, conductores con experiencia que vuelcan sus buenos propósitos en continuos avisos y alarmas. El objetivo es ayudar y compartir su experiencia con el conductor, pero lo cierto es que tampoco es ésta una actitud positiva ni segura para ir sentado en el asiento de al lado del conductor.

El copiloto experto está atento a todo lo que ocurre fuera y dentro del coche, y se esfuerza en prevenir al conductor sobre posibles adelantamientos, curvas peligrosas, zonas con baches… Por lo general, los avisos son inesperados, continuos y, en los casos más graves, se acompañan incluso de acciones como tocar el volante. Este tipo de pasajero puede llegar a convertirse en el responsable directo de un siniestro más o menos grave.

Navegador

Este tipo de copiloto puede ser útil cuando vamos a un lugar desconocido, siempre que su acción se limite a dar indicaciones sencillas y concretas, de forma correcta y tranquila, y en el momento idóneo. “Gira a la izquierda” o en la “siguiente rotonda toma la primera salida”, por ejemplo, son mensajes que pueden ser útiles.

Sin embargo, los expertos en seguridad advierten que el copiloto navegador no es tampoco recomendable, ya que, tarde o temprano, se excede en sus indicaciones, las hace de forma poco precisa o dudosas y en general, colabora a crear inseguridad, inestabilidad y nerviosismo en el conductor que finalmente puede llegar a perder el control del coche, incluso.

Menores de edad: niños, adolescentes y bebés

Estos compañeros de viaje son los más inocentes, como, sin duda, los bebés, siendo según los expertos, los más culpables de peligrosas distracciones al volante; sin embargo, son los menos responsables de todos los tipos de copilotos molestos. Los hechos demuestran que en un alto porcentaje de casos, los bebés -también las mascotas- están involucrados en siniestros y accidentes de tráfico.

Evitar este tipo de copilotos no es una solución muy viable en la mayor parte de los casos; sin embargo, los expertos recomiendan a los conductores ser conscientes de esta realidad, huir de viajar solo con niños y, siempre que sea necesario, parar o detener la marcha en un sitio seguro y solo entonces, atender las necesidades de los pequeños o mascotas. Igualmente es importante inculcar a los niños normas de seguridad a bordo, haciéndoles entender la peligrosidad de que molesten o distraigan al conductor de un coche.

Estos tipos de copilotos, no solo molestos sino potencialmente peligrosos, deben servirte, para descubrir qué tipo de copiloto eres o cuál es el tipo que sufres más a menudo, pero también, para detectar este peligro, ser consciente de él y evitarlo a toda costa. Tu Seguro de Coche MAPFRE te ofrece siempre las mejores coberturas y la mejor asistencia cuando es necesaria, de acuerdo con tus necesidades y las de tu vehículo, pero además, cuídate de correr la poca fortuna de contar con un viajero o copiloto nocivo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos