5 tipos de conductores diferentes, ¿cuál eres tú?

Publicado por canalMOTOR, 09 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tipos de conductores diferentes

Al circular por cualquier vía nos podemos encontrar multitud de comportamientos que responden a las conductas más variopintas. A continuación reflejamos los 5 tipos de conductores diferentes más habituales, ¿cuál eres tú?

Hay ciertas personas que por el simple hecho de subirse al asiento del conductor de un coche, cambian su carácter drásticamente. Algunas se relajan, otras se enfadan, en ocasiones encontramos gente que saca lo peor de sí… y así un largo etcétera de reacciones que dependen, fundamentalmente, de la personalidad de cada uno.
En estos patrones de conducta al volante también influye la forma de gestionar los sentimientos que tenga cada conductor, así como el estado de ánimo o la experiencia en la conducción.

Teniendo en cuenta todo esto se pueden establecer 5 tipos de conductores diferentes, entre los que seguro puedes encontrar cuál eres tú. A la hora de detallar estos grupos, la edad o el sexo no se han tenido en cuenta, sino simplemente el comportamiento que muestran los conductores a la hora de enfrentarse al tráfico diario.

1. Agresivos

Se identifican fácilmente por enfadarse constantemente con el resto de usuarios de la vía, incluso cuando no existe un motivo aparente. Suelen conducir a altas velocidades y además entre sus comportamientos más típicos destacan cambiarse constantemente de carril según el que se mueva más rápido, salir el primero de un semáforo, pitar a la primera de cambio, adelantar a todos los coches que vayan por delante, entorpecer la incorporación de otros coches que provienen de un carril de aceleración, etc.  

2. Despistados

Este tipo de conductores puede llegar a ser igual de peligroso que los anteriores. Estas personas se suelen distraer con cualquier cosa sin prestar la atención necesaria que requiere la conducción. Suelen hablar por teléfono, escribir mensajes, manipular la radio, fumar o incluso maquillarse mientras conducen. Este tipo de conductas puede derivar en no percatarse de las señales de tráfico, por lo que pueden cometer algunas infracciones por no darse cuenta.

En este grupo también se incluyen aquellos que conducen con cansancio o con sueño. Estos estados influyen de forma negativa en su concentración y en el tiempo de reacción ante situaciones inesperadas que puedan producirse en la vía.

3. Tranquilos

Son aquellas personas que se desplazan en coche evitando cualquier tipo de enfrentamiento o trifulca con otros conductores. Se caracterizan por ser precavidos y por pensar que lo más importante es llegar al destino, independientemente de la distancia y el tiempo empleados. Son los más seguros, ya que el tráfico o el estrés no consiguen alterarlos. Durante sus trayectos se preocupan por estar lo suficientemente alertas a cualquier imprevisto con el que se puedan encontrar para evitar provocar o verse involucrados en un accidente.

4. Débiles

Para este grupo, el hecho de desplazarse en coche supone un auténtico quebradero de cabeza por el miedo que sienten ante el comportamiento del resto de conductores o por la situación del tráfico. Son bastante inseguros a la hora de tomar decisiones y sus actos pueden derivar en la generación de embotellamientos o accidentes. Algunos comportamientos habituales de los conductores débiles son por ejemplo ceder el paso a todo el mundo, dudar a la  hora de incorporarse a una vía, llevar una velocidad inferior a la media, etc.

5. Normales

En esta tipología no podían faltar los conductores normales, es decir, aquellos que se desplazan con total tranquilidad y consiguen adaptarse a cualquier situación o condición. La conducción forma parte de su día a día y por lo tanto, la realizan como una tarea cotidiana más.

Conociendo estos 5 tipos de conductores diferentes, ¿cuál eres tú? Hay que tener en cuenta que además de la personalidad o los problemas de cada persona, es importante controlar en la medida de lo posible las emociones y ser responsable al volante para que los desplazamientos no supongan un riesgo asegurado. En esta situación, no olvides contratar un Seguro de Coche MAPFRE que te ayuda a solventar fácil y rápidamente cualquier incidente en el que te puedas ver envuelto.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos