Cómo pasar los badenes y evitar posibles averías

Publicado por CanalMOTOR, 22 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo pasar los badenes y evitar posibles averías

Aunque puede haber algún conductor que no piense lo mismo, los resaltos en la carretera no tienen como único fin molestar: su función es la de obligarnos a reducir la marcha, debido a la proximidad de un tramo “peligroso” en una recta o zona en la que hemos alcanzado una velocidad considerable que hay que aminorar. Además, el rebasarlos de manera incorrecta puede acarrear ciertos problemas indeseables a la estructura de nuestro coche, por lo que es importante saber cómo pasar los badenes y evitar posibles averías.

Pasar a cierta velocidad un resalto de la calzada es molesto e incluso puede llegar a ser doloroso, dependiendo de cómo de rápido vayamos. Pero no solo eso: si no reducimos la marcha, es probable que estemos sometiendo nuestro coche a un gasto innecesario, pero notable, además de poner en riesgo su correcto funcionamiento. Si queremos ahorrarnos dinero y algún que otro disgusto, es indispensable que aprendamos cómo pasar los badenes y evitar así posibles averías.

1. Su principal función es la de que reduzcamos la velocidad, por lo que esto será lo primero que debamos hacer; pese a esto, nunca es recomendable pegar un frenazo cuando ya estamos casi en el badén, puesto que esto no evitará el golpe.

2. No debemos tocar el embrague ni al subir ni al bajar por el andén, como tampoco la caja de cambios.

3. Pasar el badén en punto muerto al ralentí puede reducir el control que tenemos sobre el coche.

4. Es importante también pasar con las dos ruedas de cada eje a la vez, ya que el peso así se reparte y no se corre el riesgo de deformar la llanta o flexionar de más uno de los muelles de la amortiguación.

Pasarlos a gran velocidad tendrá múltiples consecuencias que no deseamos, empezando por la erosión de las barras estabilizadoras que proveen al coche de firmeza al coger las curvas, y cuyo funcionamiento es esencial; también la carrocería se verá afectada, incluso si no hay contacto directo (que a veces, con el salto es imposible evitar el roce), al sufrir torsiones y retorcimientos que acabarán por deteriorarla.

Ahora que ya sabemos cómo pasar los badenes y evitar posibles averías, podremos conferir a nuestro auto de un mejor y más completo cuidado que nos evitará las visitas al taller por roturas en dirección, rodamientos, amortiguadores…  en definitiva, averías no precisamente baratas. En cualquier caso, para completar la protección de nuestro vehículo, los Seguros de Coche MAPFRE nos ofrecen las mejores coberturas para no tener que preocuparnos por nada.



Comentarios (2)

alvaro comento el 29/05/2016 a las 21:14

Lo que hay que hacer es denunciar la normativa de badenes ante bruselas ya que atentan al libre derecho de circulacion así como innumerables averías en los vehículos. Diversas asociaciones de la carretera han hecho estudios sobre los badenes y sólo los recomiendan de forma temporal y no permanente.Se ha demostrado que no reducen la velocidad

canalMOTOR comento el 02/06/2016 a las 10:43

Hola Álvaro. Muchas gracias por ampliar la información. Una aportación muy interesante que hay que tener en cuenta.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos