Cómo conducir una moto cuando hay nieve

Publicado por CanalMOTOR, 29 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo conducir una moto cuando hay nieve

Lo mejor que podemos hacer con nuestra moto cuando hay nieve es dejarla en el garaje. Si, por alguna razón, no podemos seguir este consejo y necesitamos utilizarla en estas condiciones, existen algunos trucos que podemos utilizar.

La moto es un vehículo con poca superficie de agarre y sus ruedas no están adaptadas para circular sobre carreteras llenas de nieve. En estas circunstancias será imposible calentar los neumáticos y, con las gomas frías, el agarre será nulo y la posibilidad de patinar muy alta. Así que si obligatoriamente tenemos que hacerlo, el primer consejo sobre cómo conducir una moto cuando hay nieve, es circular a velocidad muy baja y muy atentos a las posibles placas de hielo en la carretera. Si notamos que, a pesar de nuestras precauciones, estamos sobre hielo, no debemos hacer ninguna maniobra (no frenar, virar…) sino dejar ir a la moto en línea recta, manteniéndonos firmes y con la mirada al frente hasta que notemos que vuelve a estar bajo nuestro control, una vez rebasada la placa.

Existen cadenas para motos

Al igual que en el caso de los coches, existen cadenas para motos, pero sólo podremos utilizarlas si estamos seguros de que todo nuestro recorrido estará cubierto de nieve. En caso contrario machacaremos los neumáticos y tendremos que cambiarlos.

Si no tenemos la opción de recurrir a las cadenas, aún podemos tomar una serie de precauciones a la hora de conducir para minimizar los riesgos de circular con nieve. Ante todo, necesitamos aumentar al máximo la superficie de contacto de los neumáticos con la carretera. Una opción que podemos usar es la de reducir ligeramente la presión de las ruedas.

Baja la precarca de las suspensiones

Otro truco que podemos poner en práctica antes de iniciar la marca es bajar la precarga de las suspensiones. De esta manera, se logra que la respuesta de la moto sea menos explosiva, más suave.

Una vez en carretera, la clave está en conducir con suavidad y aprovechar, siempre que se pueda, las marcas de rodamiento de las ruedas de los coches para circular sobre menos nieve ¿Estamos conduciendo una moto con marchas? Entonces, optaremos siempre por las más largas, incluso en el arranque.

Si somos de los que nos gusta tumbar mucho la moto en las curvas, tendremos que olvidarnos de hacerlo si hay nieve en la calzada, y trataremos de hacer el trazado lo más verticales posible para no derrapar.

Además, procuraremos no tener que frenar y, cuando lo hagamos, nunca será de forma brusca. La forma ideal de hacerlo es cortar gas, tocar primero suavemente el freno trasero y después utilizar, con la misma suavidad, el freno delantero.

En resumen, la mejor opción es no utilizar la moto cuando haya nevado o preveamos que va a nevar pero, dado el caso, no está de más saber cómo conducir la moto cuando hay nieve. Y si al final sufres algún percance o te quedas tirado en la carretera, recuerda que siempre podrás contar con la asistencia en carretera de tu Seguro de Moto MAPFRE.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos