Con el buen tiempo, brazos y manos dentro del coche

Publicado por canalMOTOR, 13 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Con el buen tiempo, brazos y manos dentro del coche

Se acerca el verano y con él, las temperaturas agradables propias de la época, que nos permitirán tener las ventanillas bajadas mientras viajamos en nuestro coche. Pero ¡ojo!, con el buen tiempo, brazos y manos dentro del coche para evitar accidentes.

Todos recordamos algunos anuncios de coches en los que aparece una mano surcando los vientos a través de la ventanilla del coche, junto a un eslogan muy pegadizo: sin embargo, se trata de otro ejemplo más en el que la publicidad es un mundo fantástico y embellecido que no hay que imitar.

Una de las prácticas con las que más nos relajamos es la de no tener los brazos en el volante, pese a que es lo realmente recomendado a la hora de conducir, ya que permite una mejor sujeción y una reacción más rápida y firme, en caso de encontrarnos con un obstáculo en la carretera.

Sin embargo, muchas veces dejamos la mano derecha sobre la palanca de cambios, o, peor aún, apoyamos el brazo en la puerta con la ventanilla abierta. Quizá no seamos conscientes, pero solemos mover mucho y gesticular con las manos, así que es probable que, si estamos teniendo una conversación con nuestro acompañante, o incluso enfrascados en nuestros propios pensamientos, podamos dar un manotazo, en el desafortunado momento en que un vehículo nos está pasando cerca. No son desconocidos los casos de personas que se han lesionado (y en algunos casos, perdido) la mano por este motivo.

 

 

Uno de los ejemplos más frecuentes es una moto que está sorteando nuestro coche. Es cierto que la velocidad en la mayoría de los casos será mínima, pero nunca se sabe y, además, no elimina la posibilidad de que por el susto, al ver que su vehículo va directo a nuestra mano, el motorista caiga al suelo con consecuencias indeseadas.

Por la peligrosidad que esto conlleva, hay que tener cuidado y llevar siempre con el buen tiempo, brazos y manos dentro del coche.

Y esto no es sólo para los conductores: hemos de tener cuidado también de que los pasajeros, especialmente si son niños y no perciben el peligro como nosotros, no saquen por la ventanilla las manos, los brazos o la cabeza. Lo mismo ocurre con las mascotas, y en particular con los perros, que, como bien sabemos, tienen tendencia a disfrutar de la velocidad con la cabeza por fuera (y la lengua fuera).

Así que ya sabemos: con el buen tiempo, brazos y manos dentro del coche sin excepción, ya que las consecuencias pueden ser, como mínimo, muy aparatosas. Para todo lo demás, y sin descuidar nunca la máxima protección en la carretera, los Seguros de Coche MAPFRE nos ofrecen la máxima cobertura, adaptándose a nuestras necesidades en todo momento.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos