Sanciones por usar detectores o inhibidores de radar

Publicado por canalMOTOR, 13 Jul 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Sanciones por usar detectores o inhibidores de radar

Con la reforma de la Ley de la Seguridad Vial en el año 2014, la DGT prohibió el uso de los detectores de radar en nuestras carreteras; los inhibidores nunca estuvieron permitidos. El primero por tratarse de un aparato que rastrea mediante ondas la localización de los radares y el segundo, por modificar el funcionamiento de los mismos. Lo cierto es que ambos están prohibidos y su uso puede llegar a suponer una sanción muy grave.

Inhibidores de radar

Éstos nunca han sido legales por las propias características e intenciones de su funcionamiento. Los inhibidores emiten una frecuencia que anula la propia frecuencia que emite el radar, de manera que impide que el radar cumpla con su función y que el conductor pueda pasar por encima de la velocidad permitida. La utilización de un inhibidor de radar se considera una infracción muy grave que puede implicar una sanción de 6.000 euros de multa y la pérdida de 6 puntos en el permiso de conducir. Al taller instalador le pueden multar con 30.000 euros.

Detectores de radar

Hasta la reforma de la Ley de la Seguridad Vial, los únicos dispositivos ilegales eran los inhibidores de radar, pero a partir de esta fecha tanto detectores como inhibidores pasaron a estar prohibidos, ya que, según la DGT, “un aparato que tiene como razón de ser eludir la vigilancia de tráfico y el cumplimiento de los límites de velocidad no puede tener la más mínima cobertura legal”.

Así, el uso de detectores de radar para eludir la vigilancia de los agentes de tráfico puede suponer una multa de 200 euros y la pérdida de 3 puntos en el carnet. Los primeros aparatos que ofrecía el mercado iban ocultos, pero desde 2009 la mayoría eran portátiles y se instalaban en la ventosa del parabrisas.

A pesar de que el uso de estos aparatos está prohibido, la actualidad más reciente ha puesto en tela de juicio su instalación en el coche: un juez ha anulado la sanción a un conductor y sentencia que la mera instalación del aparato no significa que se esté utilizando. De esta manera, llevar (no usar) un detector de radar ya no significa una multa segura.

Si por esta u otra causa te han sancionado con una multa de tráfico y quieres recurrirla, recuerda que con un Seguro de Coche a Terceros Completo de MAPFRE tienes acceso a un servicio de asesoramiento en multas de tráfico que incluye la preparación, redacción y presentación de los recursos, pliegos de descargo y alegaciones relacionadas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos