Qué hacer si se para el motor mientras estamos conduciendo

Publicado por canalMOTOR, 19 Ago 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Qué hacer si se para el motor mientras estamos conduciendo

Hasta el mejor de los conductores puede enfrentarse a una situación peligrosa si la causa es una avería. Un buen mantenimiento nos mantendrá alejados de sustos y disgustos, pero siempre hay una pequeña posibilidad de que algo falle, y por ello, es importante estar al tanto de qué hacer en esos casos.

Algunas de las incidencias más peligrosas con las que nos podemos encontrar al volante son aquellas relacionadas con el motor, ya que mediante el mismo mantenemos el control sobre el vehículo y podemos maniobrar. Las averías más comunes suelen ser el calado, el sobrecalentamiento del motor o averías relacionadas con el contacto; todas ellas son incidencias fácilmente evitables con un buen mantenimiento y cuidado, además de las pertinentes revisiones en el taller. Pero como los fallos no avisan, estos consejos sobre qué hacer si se para el motor mientras conducimos nos darán las pautas a seguir en caso de sufrir esta emergencia.

Lo primero, por supuesto, es mantener la calma. Entrar en un estado de nerviosismo sólo nos llevará a tardar más en reaccionar, retrasar la toma de decisiones, y no ver bien todas las posibilidades. Es imprescindible mantener las manos en el volante y la vista en la carretera para poder maniobrar con la mayor precisión posible.

Comprobaremos con una mano que la llave de contacto no se ha movido a la posición de apagado por accidente. Si este es el caso, trataremos de rearrancar el motor.

Si el motor no reacciona, pisaremos el pedal del freno y dirigiremos el vehículo hacia un lado de la carretera. A medida que vamos perdiendo velocidad, será más difícil girar el volante, pero no imposible. Los frenos también irán perdiendo eficacia, así que una vez nos hayamos apartado y estemos en el sitio más seguro de la calzada, tendremos que parar, usando el freno de mano si es necesario.

Una vez el coche se haya detenido completamente, podremos tomar las medidas adecuadas en función del tipo de vía en el que estemos (chaleco, triángulo…) y pediremos ayuda.

Nunca estaremos lo suficientemente preparados para un imprevisto, pero con estos consejos sí lo estaremos para sortearlo de la manera más segura posible. Si precisamente quieres tener la mayor protección en todos tus viajes, cuenta con un Seguro de Coche MAPFRE que te permita proporcionar a tu vehículo el mejor mantenimiento para evitar averías y fallos y tener el respaldo de profesionales desde el kilómetro 0.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos