¿Por qué no hay que adelantar nunca en los puntos ciegos?

Publicado por canalMOTOR, 01 Sep 2016

¿Por qué no hay que adelantar nunca en los puntos ciegos?

La seguridad siempre ha de ser la prioridad al volante, por eso nunca se debe adelantar en los puntos ciegos, donde la seguridad para realizar este tipo de maniobra está comprometida por diferentes causas, siendo la principal la falta de visibilidad.

Como su propio nombre indica, los puntos ciegos son tramos de las vías que cuentan con una visibilidad muy reducida o nula para realizar ciertas maniobras, principalmente el adelantamiento de vehículos. Los puntos ciegos son zonas de peligro donde han de extremarse las precauciones y redoblarse la atención y la concentración.

Las carreteras convencionales de doble sentido son especialmente propicias a la existencia de puntos ciegos que impiden el adelantamiento, haciéndolo tremendamente inseguro, pero no son los únicos lugares donde existen puntos ciegos y las causas por las que se da esta falta de visibilidad pueden ser muy diferentes.

   1. Curvas sin visibilidad

Las curvas muy cerradas son, casi sin excepción, puntos ciegos que no permiten ver si por el carril contrario circula o no algún vehículo, por lo que el adelantamiento suele estar prohibido o ser muy poco recomendable. Hay también curvas no tan pronunciadas, pero igualmente peligrosas por falta de visibilidad, son aquellos espacios en los que la vegetación, las casas o cualquier otro elemento en los lindes de la carretera también hace imposible la visión o la empeora mucho.

   2. Vehículos de gran volumen

Camiones o furgonetas y en general, cualquier vehículo de grandes dimensiones o volumen se convierte en un serio obstáculo para la visibilidad, haciendo que adelantar detrás de ellos sea peligroso -está prohibido-.  Por tanto, cualquier vehículo de grandes dimensiones realizando una maniobra de adelantamiento se convierte en un punto ciego momentáneo y temporal, que impide que otro coche pueda seguirle en la maniobra.

   3. Cambios de rasante

Las carreteras no siempre discurren en el mismo plano, suben y bajan para poderse adaptar al terreno sobre el que discurren y provocan peligrosos cambios de rasante, más o menos pronunciados, en los que la visibilidad se ve seriamente comprometida o es nula en muchos casos, por lo que un cambio de rasante es un punto ciego donde no es posible adelantar con seguridad.

   4. Pasos a nivel

No son ya muy abundantes en las vías, pero aún existen estos puntos de intercesión entre carreteras y vías de tren, pasos a nivel, que son tremendamente peligrosos, por lo que es necesario extremar la precaución en todos los sentidos. Al margen de la visibilidad, que puede ser muy engañosa, convirtiendo el paso a nivel en un punto ciego, siempre el adelantamiento está prohibido.

   5. Intersecciones

Los cruces, no siempre y no todos, pero sí muchos, son puntos ciegos y en todo caso, siempre está prohibido adelantar. Aunque en apariencia te encuentres en una intersección sencilla y donde no haya más vehículos, en cualquier momento la situación puede cambiar y convertir el cruce en un punto ciego.

   6. Pasos de peatones

Los adelantamientos en pasos de peatones no están permitidos, si emprendes un adelantamiento se convierten en puntos ciegos en parte y no podrás detectar peatones por lo que estas corriendo alto riesgo de atropellar a uno de ellos.

   7. Túneles

Está prohibido adelantar en los túneles con sólo un carril por sentido de marcha el adelantamiento, las falta de espacio para esquivar coches en caso de un adelantamiento fallido, la dificultad para percibir en un espacio cerrado la velocidad del resto de vehículos y la mala visibilidad en general, hacen que los túneles puedan considerarse espacios ciegos en los que el adelantamiento no debe producirse.

Si respetas las señales de tráfico y atiendes a las recomendaciones para una conducción segura, podrás superar los posibles  puntos ciegos sin sufrir consecuencias, siempre sin realizar adelantamientos de riesgo y protegiendo tu vehículo con el Seguro de Coche MAPFRE adecuado que te ofrece coberturas, servicios y asistencias ajustadas a tus necesidades.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios