¿Por qué no debemos conducir enfadados?

Publicado por canalMOTOR, 05 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Por qué no debemos conducir enfadados?

Recientes estudios sobre los comportamientos de los conductores han puesto de manifiesto que conducir enfadados puede llegar a ser igual de peligroso que ponerse al volante bebidos o mientras usamos el teléfono. Muchas son las razones sobre por las que no debemos conducir enfadados.

Uno de los comportamientos que se está volviendo más común y que es difícil de proteger por ley es lo que en inglés se conoce como road rage, es decir, ira en la carretera. Aunque pueda parecer una cuestión menor, lo cierto es que nuestro estado de ánimo influye de manera directa en la conducción y, sobre todo, en las decisiones que tomamos al volante.

Concretamente, las características de un conductor enfadado son:

   - Pensamientos agresivos

Los conductores con tendencia a la ira al volante son mucho más agresivos, tanto verbal como físicamente, cuando encuentran alguna incidencia. Pueden insultar con facilidad y tienden a creer que el resto de los conductores lo hace mal, lo que les crea un sentimiento de venganza muchas veces.

   - Más riesgos

Estos estudios demuestran un comportamiento mucho más temerario en los conductores con road rage, excediendo los límites de velocidad, cambiando de carril de manera repentina, desobedeciendo la norma de la distancia de seguridad, o entrando en intersecciones con un semáforo en rojo.

   - Y más accidentes

Los conductores con problemas de ira suelen recibir más multas por exceso de velocidad y tienen más probabilidad de sufrir un accidente.

La buena noticia es que la ira no es crónica y se puede solucionar. Hay algunos pequeños gestos que podemos llevar a cabo para calmarnos y no ponernos en peligro innecesariamente cuando estamos al volante:

   - Si estamos enfadados, tratemos de evitar coger el coche. Ir dando un paseo, o incluso coger un taxi, puede ayudarnos a relajarnos con las vistas de nuestra ciudad y nuestro tiempo para pensar.

   - Si tenemos que conducir inevitablemente, tomarnos nuestro tiempo antes de arrancar el coche definitivamente marcará la diferencia. Respirar profundamente, ponernos música relajada, y acomodarnos seguro ayudará a que nos sintamos mejor.

 

En la carretera, cualquier acción para conducir protegidos es poca. Por ello, los Seguros de Coche MAPFRE incluyen todas las coberturas necesarias en su póliza para ofrecerle los mejores cuidados a tu coche y liberarte de cualquier preocupación que pueda incomodarte, especialmente, durante la conducción.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos