10 errores a evitar en un atasco

Publicado por canalMOTOR, 21 Dic 2016

10 errores a evitar en un atasco

Los atascos son una constante en la vida de las grandes ciudades, pero también son habituales en fechas señaladas como las vacaciones de Navidad o de verano. Al  margen del origen de los embotellamientos, una vez en el atasco ¿Sabes sobrellevarlo?

Puede que tengas mucha experiencia en atascos o tengas la suerte de solo sufrirlos en momentos puntuales, en cualquier caso, aunque es cierto que la experiencia suele ayudar, muchas veces el exceso de confianza y el agotamiento no son buenos consejeros, mucho menos en un atasco.

Merece la pena revisar la actitud con la que afrontas un atasco y las conductas que adoptas para intentar evitar al  máximo tanto riesgos y accidentes, como un desgaste prematuro de la mecánica de tu coche:

   1. Cambiar constantemente de carril

Es casi inevitable, hasta los conductores más pacientes ante un atasco de más de 10 minutos se ven tentados a cambiarse de carril en un intento desesperado por estar colocado en el carril que avanza más deprisa y que nunca es en el que tú estás. Al margen de que el cambio de carril, puede ser peligroso no solo no vas a mejorar tus posibilidades de salir del atasco antes, sino que además vas a colaborar en que el embotellamiento sea más profundo y duradero.

   2. Olvidarte de la distancia de seguridad

Casi todos los conductores que están en un atasco se olvidan de la distancia de seguridad, recomendable para mantenerse a salvo de un choque en cadena y precisamente son en los atascos donde más se producen este tipo de golpes por alcance que además, y de forma irremediable colaboran en empeorar los atascos.

   3. Acelerar

En muchas ocasiones, los atascos se anuncian y se otean al final de la carretera, muchos conductores sienten el impulso irrefrenable de acelerar el coche, pero es una decisión totalmente inocua y muy poco recomendable. El atasco estará esperando al final del acelerón, habrás gastado más combustible, tendrás que frenar más bruscamente e incluso, te has podido arriesgar a ser multado. Cero ventajas.

   4. Perder los nervios

Es muy difícil controlar los nervios en los atascos tanto si son diarios como sin son eventuales, el tiempo es un bien preciado y escaso que en un atasco se desperdicia, pero la realidad es que es importante esforzarse tanto si eres el conductor como si eres un pasajero por mantener la calma, no bajar la guardia y mantener la concentración para sufrir el atasco en las mejores condiciones y con el  menor riesgo.

   5. No valorar rutas alternativas

Muchas veces estás en un atasco, pero podrías no estarlo, si eliges otra ruta con el mismo destino, pero quizás por carreteras secundarias o haciendo algún kilómetro de más. No siempre es posible, pero gracias a los sistemas de navegación actuales es rápido y cómodo, al menos, explorar, conocer y valorar esta posibilidad.

   6. No señalizar los cambios de carril, salidas o entradas

Este es un mal común no solo en los atascos, según denota la DGT en sus contínuas campañas. Pero durante los atascos es cierto que por el cansancio y la sensación de no estar en circulación, incluso los conductores más atentos pueden olvidar la utilización del intermitente para señalar tanto sus cambios de carril como sus próximas salidas de la vía, por ejemplo.

   7. Avanzar en punto muerto

Es un mito extendido y mal entendido el de dejarse llevar en los atascos en punto muerto, si la inercia de la vía lo permite, pero es un error que está estropeando a marchas forzadas tu coche. Lo recomendado por los expertos es mantenerse parado cuando sea necesario en punto muerto y sin pisar el embrague, reanudando la marcha siempre que sea posible de la manera habitual, embragando.

 

   8. Ser intransigente

El tiempo de espera, las prisas y el agobio son una mala combinación que siempre sea de en un atasco, se tiende a culpabilizar al resto de conductores y a perder la paciencia, lo cual no solo no es poco justo sino que además, es arriesgado, ya que puede acabar en algún accidente que aunque leve puede complicarte aún más el atasco.

   9. No asumir la situación

Los atascos diarios pocas veces faltan a su cita y los que se prevén por la DGT en los casos de salidas o regresos de festivos tampoco.  Asume, por tanto, la situación como parte de tu viaje y trayecto, no confíes en tu suerte o en que un día se vaya a producir un milagro y el atasco de cada día al ir al trabajo se vaya a diluir en el aire, no es una probabilidad.

   10. Mirar el reloj con insistencia

El tiempo se hace eterno en un atasco, pero si además, lo afrontas con prisas personales y con agobios, se te va a hacer mucho más pesado e insoportable. Sé realistas, haz caso de las recomendaciones de la DGT y de las estimaciones, actúa en consecuencia y no te ciegues en mirar solo el reloj, el efecto de lentitud se multiplica, seguro.

Un atasco no es la situación idónea para nadie ni nunca vienen bien, pero es real que se producen y en muchos lugares, cada día son más numerosos e intensos. El Seguro de Coche MAPFRE incluye en todas sus pólizas un Servicios de Asistencia en Carretera completo y garantizado que es la mejor forma de ser atendido, si lo necesitas, en cualquier embotellamiento fuera o lejos de tu casa.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos