Mantenimiento del coche después del verano

Publicado por Gerardo Jiménez, 20 Sep 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Revisión tras el verano

El verano se acaba y con él se acaba la época de los viajes de vacaciones, de los estacionamientos largos al sol y de los maleteros llenos. Toca revisar y poner a punto el coche para la nueva temporada.

LO QUE DEBES SABER...
  • Verano: Durante el verano se realizan muchos kilómetros con los lógicos desgastes y mayor suciedad acumulada.
  • Cuidados: Tras el verano es bueno limpiar el coche bien y revisarlo a fondo.
  • Playa: Si el coche ha estado cerca de la playa hay que profundizar en la limpieza para proteger las partes mecánicas.
  • Mantenimiento: Tras los viajes de vacaciones es buen momento para realizar la revisión programada.

 

Durante el verano la mayoría de los usuarios realizan el mayor número de viajes largos por carretera y es la época en que más kilómetros se hacen al coche. Además, el calor y la acción del sol, los maleteros llenos, la suciedad acumulada o la arena de la playa, producen un desgaste y deterioro más acusado que en el resto del año. Así que después del verano no te olvides de revisar estos puntos importantes del coche:

 

Maletero vacío

Durante el verano se tiende a llevar el maletero siempre lleno de objetos que se usan en los ratos de ocio, como sombrillas, juguetes, elementos deportivos, toallas de piscina o mantas de picnic. Si estás de vuelta en tu domicilio y ya has empezado la vida cotidiana, no te olvides de vaciar el maletero de todo lo que no vayas a usar en el día a día. Recuerda que el peso es uno de los factores que más afecta al consumo. Cuanto menos peso cargue el coche, menor consumo de combustible tendrá.

 

 

¿Vacaciones en la playa? Limpia bien el coche para quitar la arena y la sal que estropean las partes mecánicas.

 

Limpieza a fondo

Durante las vacaciones el uso más extensivo del coche provoca una mayor acumulación de suciedad y la limpieza del coche se suele relajar hasta que se terminan los días de descanso. Pero no te olvides de limpiar a fondo el coche al terminar las vacaciones, sobre todo si has estado en la playa donde el polvo y la humedad con un alto porcentaje de sal cubre todo el coche. Límpialo bien, incluidos los bajos y también haz mucho hincapié en el interior, donde la arena y el polvo se cuelan por todas las juntas y huecos. Si el coche ha estado muy cubierto de polvo por la cercanía de la playa o por rodar por caminos sin asfaltar, una limpieza del motor (mejor si está hecha por un especialista) es una buena manera de alargar la vida de las juntas, manguitos y conexiones de cables.

 

Niveles de líquidos

Los coches realizan muchos kilómetros en las vacaciones y no sólo es recomendable revisar los líquidos de refrigerante y lubricantes antes de partir, sino también al regresar. Si el coche consume un poco de aceite, tras el verano habrá consumido más al haber hecho más kilómetros y si hay una pequeña fuga de refrigerante, se habrá vaciado más también. Rellena también el recipiente del limpiaparabrisas para preparar la llegada del otoño.

 

Tras las vacaciones es un buen momento para hacer la revisión al coche, y si no, revisa los líquidos como mínimo.

 

Revisiones pendientes

Si el coche se está acercando a una revisión de mantenimiento por kilometraje o tiene pendiente una desde hace poco, después de las vacaciones es un momento ideal para hacerla. Dejarás el coche a punto tras un uso más intensivo con más viajes, y preparado para la nueva temporada y la conducción diaria tan distinta a la de las vacaciones.

 

Revisión de neumáticos

En los viajes por carretera se desgastan poco los neumáticos, se desgastan más en conducción en ciudad y en el uso diario durante el resto del año, por el mayor número de arrancadas y frenadas. Sin embargo, la actitud relajada durante las vacaciones hace a los usuarios olvidarse de mirar las presiones y controlar el estado de los neumáticos, que recordemos, es el único elemento que sujeta el coche en la carretera y el que más seguridad aporta. Así pues, tras los viajes de vacaciones es un buen momento para revisar, no sólo las presiones, sino también el estado general del neumático de forma más exhaustiva. Busca desgastes desequilibrados en la banda de rodadura y cortes o deformaciones en los perfiles laterales. No dudes en cambiar de neumáticos si encuentras desperfectos, invertirás en seguridad.

 

No sólo comprueba las presiones, busca desperfectos o desgastes irregulares.

 

Nuevos limpiaparabrisas

Unos elementos del coche que se suelen deteriorar en verano son los limpiaparabrisas, tanto por el poco uso, como por la acción del sol que estropea y endurece las partes de goma. Los limpiaparabrisas son consumibles de vida limitada que hay que sustituir, preferiblemente cuando las lluvias son más abundantes, que en nuestro país es después del verano.



Comentarios (1)

Tunel de Lavado comento el 26/06/2014 a las 11:40

Tendré muy en cuenta los consejos cuando acabe el verano. Es muy importante el mantenimiento de los coches según la estación, sobretodo los neumáticos hay que estar muy atentos a su desgaste... Gracias! Un saludo

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios