Desgaste del neumático: cuándo cambiar a neumáticos nuevos

Publicado por Irene Mendoza, 10 Sep 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

neumaticos

Los neumáticos son un elemento de seguridad fundamental del coche. Por ello, tendrás que revisar periódicamente su estado y reemplazarlos por otros nuevos cuando corresponda. Te damos todas las claves para que no puedas equivocarte y no pongas en riesgo tu seguridad.

LO QUE DEBES SABER...
  • Fundamental: prestar atención a la profundidad y estado de la banda de rodadura, la presión indicada por el fabricante, los daños en los flancos y/o cualquier signo de desgaste irregular.
  • Estado del dibujo: la profundidad del dibujo del neumático no podrá ser nunca inferior a 1,6 mm. 

Puede haber  varias razones para cambiar los neumáticos, como por ejemplo: un pinchazo, un golpe, desgaste prematuro o anómalo, o simplemente desgaste por el uso. Lo fundamental es que prestes mucha atención a las condiciones de los neumáticos y sepas cuándo cambiarlos a tiempo. Son la única parte del coche que nos mantiene en contacto con la carretera, por ello son elementos fundamentales para nuestra seguridad.  

 

Además, hay muchas circunstancias que afectan a la vida y desgaste del neumático, como la temperatura del asfalto, las condiciones de almacenamiento y uso, la carga a la que sometamos al vehículo, la velocidad, la presión adecuada o no… Todas ellas afectarán en gran medida a la vida útil que se puede esperar de un neumático.

 

 

En cuanto a los pinchazos, son inevitables. Si te pasa, lo primero es solventar la emergencia, cambiar el neumático pinchado con seguridad y conducir con prudencia. Después, acércate al taller más cercano a comprobar si el pinchazo tiene reparación. Si no, tendrás que cambiar la rueda por una nueva. En cuanto al desgaste, debes prestar atención al aspecto exterior para poder detectar a tiempo cualquier signo de envejecimiento prematuro, ya que es peligroso porque conlleva una pérdida de agarre.

 

Para saber si los neumáticos están gastados, debes fijarte en la profundidad del dibujo de la banda de rodadura. El límite legal de la profundidad del dibujo es de 1,6 mm. Si está por debajo del mismo, es el momento del cambio (recuerda: los neumáticos debes cambiarlos por pares, es decir, tendrás que cambiar los dos neumáticos del eje delantero o del trasero). Cuidado con llevar los neumáticos al límite de la profundidad legal: además de ser poco seguros por la pérdida de agarre y de propiedades, podrías ser multado.

 

Presión adecuada de los neumáticos

Una presión adecuada de los neumáticos es fundamental

 

Cuidado con el degaste anómalo o desigual. Los neumáticos pueden resultar dañados gravemente si se golpean contra un bordillo, un bache o algún objeto puntiagudo que pueda haber en la carretera (por ejemplo, en obras). Pero también pueden estar desgastados de forma desigual por una presión inadecuada, por ejemplo. Si te pasa cualquiera de estas circunstancias o similares, lo mejor es que acudas a un profesional que revise el neumático y compruebe su estado: puede haber daños irreparables que no se detecten exteriormente. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos