Cinco motivos por los que cambiar los neumáticos

Publicado por canalMOTOR, 18 Ago 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cinco motivos por los que cambiar los neumáticos

Son los elementos que calza el vehículo, el contacto entre la carretera y el resto y deben estar siempre a punto. Además de los que ya puedas conocer te contamos cinco motivos por los que cambiar los neumáticos.

 

  Pinchazo o reventón

Es evidente que si sufres alguno de estos dos percances deberás cambiar el neumático obligatoriamente. Cuidado si estás en medio de la carretera. Cuando lo detectes procura apartar el coche de la vía y detenerlo en una zona segura. Sal del coche con el chaleco y coloca los triángulos que señalizan la emergencia. Después podrás proceder a cambiar la rueda y colocar la de repuesto. Pero debes saber que aquí no acaba todo. Lo siguiente es acudir al taller y ver si el neumático sustituido se puede reparar o si hay que poner uno nuevo.



  Daños en el neumático

Entre los cinco motivos por los que cambiar los neumáticos quizá no habías caído en este. Pero estas líneas están para recordártelo. Los neumáticos pueden sufrir daños si has chocado contra bordillos u otros elementos contundentes o has pasado rápidamente por bandas de frenado, reductores de velocidad. Como resultado de uno de esos golpes el neumático puede quedar dañado y lo peor es que no se percibe a simple vista. Así que lo aconsejable es acudir al taller a que los revisen si has sufrido algún percance de este tipo.



  Desgaste

Observa el dibujo de los neumáticos. Este debe tener una profundidad mínima por ley de 1,6 mm, aunque lo aconsejable es que no tengan menos de 3 mm. Si no lo cumples, tu seguridad se verá comprometida sobretodo en momentos en los que la calzada está mojada. Para prevenir el desgaste prematuro de los neumáticos procura llevar al día la presión de los mismos. Los síntomas que indican que la presión no es correcta son la dificultad de mantener el vehículo en línea reta (presión insuficiente en la parte delantera) o si no se definen bien las curvas (presión insuficiente en la parte trasera).

 

  Desgaste por fallos en las suspensión o la transmisión

Este tipo de desgaste es anómalo y significa que tienes un problema mayor en elementos de tu coche como la suspensión o la transmisión. Puede que no tengas bien equilibradas las ruedas. Notarás una vibración en el volante o en el asiento del piloto y del copiloto que indica que algo así puede estar sucediendo. Además verás un desgaste pronunciado en una de las ruedas y que no se corresponde con el que presentan las demás. Vigila especialmente este aspecto al cambiar las ruedas: puede que no te las hayan equilibrado perfectamente. También puedes tener problemas de este tipo ante frenadas bruscas de emergencia o al pasar rápidamente por badenes.

 

 

  Envejecimiento

Cuidado con el tiempo que llevas puestos los neumáticos. Vigila el tiempo porque eso redunda en mayor seguridad para ti y los tuyos. Si no ves ningún síntoma aparente de daño o desgaste del dibujo y ya han pasado diez años desde que los pusiste conviene que los revises para detectar alguna posible anomalía.

Ya conoces los cinco motivos por los que cambiar los neumáticos de tu coche. Ahora debes saber que puedes tener percances derivados de un problema en esos elementos en mitad de un viaje. Para ayudarte están los seguros de coche de MAPFRE, que te pueden brindar asistencia en carretera, coche de sustitución y otras coberturas a tu medida. Infórmate sin compromiso.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios