Mantenimiento de las ruedas de invierno

Publicado por CanalMOTOR, 28 Oct 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Mantenimiento de las ruedas de invierno

Si vives en una zona fría y tienes coche debes acostumbrarte a cuidar y poner a punto los neumáticos. Es importante para conducir con la mayor seguridad posible. Llevar las gomas adecuadas no es suficiente: por eso, te enseñamos el mantenimiento de las ruedas de invierno.

Como ya sabrás, los neumáticos de invierno son la alternativa a llevar cadenas en esta estación. Con ellos, puedes conducir de forma más segura en carreteras nevadas, pero también sobre pavimento mojado y seco siempre que la temperatura exterior sea inferior a 7ºC.

Cuándo poner las ruedas de invierno

Lo primero que debes tener en cuenta para asegurar el correcto mantenimiento de las ruedas de invierno es el calendario. Lo ideal es colocarlas en octubre y mantenerlas hasta mayo como muy tarde. No siempre tiene que haber temperaturas bajas. Estos neumáticos resisten cuando el termómetro sube en invierno por encima de los siete grados. Aun así es importante no mantenerlos pasado mayo cuando el calor comienza a apretar para que no pierdan adherencia.

La importancia del dibujo de los neumáticos

Otros aspectos de mantenimiento básico tienen que ver con el dibujo de los neumáticos. Procura que los surcos no tengan una profundidad inferior a los 1,6 milímetros. En ese caso estás poniéndote en riesgo tú y tus acompañantes, y además no es legal y puedes ser sancionado. Comprueba la profundidad al colocar las gomas cuando llegue la fecha y periódicamente mientras estén puestas.

 

Presión de los neumáticos

También debes comprobar la presión del neumático, al menos una vez al mes. Recuerda que si ésta es baja se pueden dañar las gomas, y si te pasas, se reduce la vida del neumático. Así que debe estar en su justa medida. Ten en cuenta una cosa para saber el nivel óptimo: éste siempre vendrá indicado por el fabricante del vehículo y no por el de las ruedas. La indicación que verás en los neumáticos se refiere a la presión máxima que soporta, no la ideal. Recuerda también medir la presión en frío, es decir, sin que el coche haya recorrido más de 4 kilómetros.

Otra cosa que debes tener en cuenta en los neumáticos de invierno es que precisamente el frío afecta a la presión. Con bajas temperaturas necesitas aumentar 0,2 bar la presión para compensar su efecto. Así es cómo tendrás los neumáticos con la presión perfecta.

Como ves el mantenimiento de las ruedas de invierno es sencillo. Como eres una persona que se preocupa de cada detalle, sabrás que en esta estación te enfrentas a otros riesgos. Con los Seguros de Coche de MAPFRE podrás combatirlos con coberturas como la asistencia en carretera y muchas otras que puedes ajustar a tus necesidades. Infórmate.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos