Malos hábitos que perjudican a tu coche

Publicado por CanalMOTOR, 25 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Malos hábitos que perjudican a tu coche

La vida  media de un coche y, sobre todo, su eficiencia a lo largo de los años puede verse muy mermada, si practicas de forma habitual malos hábitos que perjudican a tu coche. ¿Estás acortando la vida de tu coche?

Hay factores determinantes a la hora de colaborar activamente en el mantenimiento de tu coche,  y grandes diferencias entre los mismos coches según quién los conduzca y cómo lo cuide. Descubre si eres de esos conductores con malos hábitos que perjudican a tu coche y proponte sacarlos de tu rutina ya.

A veces son detalles sin importancia; otros, hábitos adquiridos a lo largo de los años de los que ni siquiera eres consciente. Ahora es el momento de revisar tu forma de conducción y la relación que mantienes con tu vehículo, si quieres dejar de perder tiempo y vida con calidad de tu coche.

 

Conducción agresiva.

Es imposible encontrar una causa que justifique una actitud agresiva al volante. Todos son desventajas: más gasto de combustible, mayor sufrimiento del motor, además de la inseguridad. La conducción con grandes acelerones y frenazos, cambios bruscos de dirección o velocidad… y en general, todos los detalles que definen una conducción agresiva no hacen sino mermar el estado de tu coche y además, tu seguridad y la de los que viajan contigo, o comparten la vía, el resto de conductores.

 

Ignorar testigos de información y advertencia.

Sea cual sea tu coche, cuenta con un tablero de testigos –más o menos completo o sofisticado- que informe sobre lo que está pasando en tu vehículo: tienen su razón de ser y por lo general, funcionan con bastante precisión, por lo que es imprescindible que en el momento que una luz nueva aparezca frente a ti, descubras que significa y de qué te está avisando. Si no estás seguro de la importancia o significado, consulta inmediatamente el manual del coche; si tampoco así logras saber qué pasa, lo más recomendable es que consultes lo más rápido posible con un mecánico o taller de confianza. Con ignorar las luces de advertencia o información, solo lograrás que el problema se agrave y pondrás en peligro tu coche e incluso tu seguridad.

 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos