¿Cuándo hay que cambiar el embrague del coche?

Publicado por CanalMOTOR, 24 Dic 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Cuándo hay que cambiar el embrague del coche?

Muchos tenemos un espíritu de mecánico en nuestro interior; sin embargo, no indagamos mucho en cómo solucionar problemas habituales de nuestro coche, como cuando hay que cambiar el embrague del coche.

El embrague no es como el aceite del coche que tiene un kilometraje concreto para ser cambiado. Es decir, únicamente tenemos que cambiarlo en el momento en el que notemos que no funciona correctamente. Si crees que es muy difícil saber eso, aquí te vamos a aconsejar para que sepas cuándo hay que cambiar el embrague del coche.

Si notas que al cambiar de marcha, la caja de cambios rasca, entonces es que el disco del embrague se está desgastando y puede suponer que su función de transmitir la potencia del motor a la caja de cambios y al terreno, este perdiendo eficacia. Esto sería una de las formas de detectar que necesitan hacerse cambios en el embrague.

Otro síntoma claro de que el embrague necesita ser renovado lo podemos notar si detectamos que cuando queremos adelantar o en una cuesta, aceleramos y el motor revoluciona, pero realmente no se aumenta la velocidad.

Intenta notar la forma en que se realizan los cambios de marcha de una a otras: si no se hacen de una forma suave y la sensación es que le cuesta entrar o incluso rasca, pese a ir a la velocidad adecuada, debemos pensar en reemplazar el embrague para mejorar su funcionalidad y evitar posibles roturas o siniestros.

Una de las maneras más habituales para detectar esta problemática, desde el punto de vista físico, es si durante la conducción de tu coche percibes que el recorrido del pedal del embrague es más corto de lo que debería ser en su normalidad. Este suceso manifiesta que el disco del embrague está comenzando a desgastarse y debería ser sustituido por otro nuevo.

 

 

Si todas estas formas o maneras de detectar cuando hay que cambiar el embrague del coche no te han convencido o las consideras demasiado complicadas para ejecutarlas, hay una opción interesante para comprobar con datos verídicos el grado de desgaste al que está expuesto el actual embrague. No es muy aconsejable realizar esta técnica con mucha asiduidad o frecuencia, puesto que el mismo chequeo contribuye a reducir la vida útil de este componente. Para realizar esta comprobación, lo primero que se debe hacer es encender el motor del coche, una vez encendido, mantener o poner el freno de mano. A continuación, se debe acelerar mientras se va soltando el pie del embrague con mucha suavidad, para evitar que sea de golpe, todo con la tercera marcha metida. Entonces, debes estar pendiente del tiempo que el coche utiliza para llegar a calarse, mientras más largo sea ese momento, más desgastado está el embrague. Aunque esta manera es realmente eficaz, también es perjudicial para su vehículo.

Además, es importante recordar que no hay un kilometraje determinado que indique que debemos cambiar el embrague, ya que todo depende del uso que le demos al vehículo y de la calidad de los materiales; como cifra orientativa se pueden apuntar los 150.000 kilómetros. que es una cifra muy alta y puede variar por cualquier daño que reciba el coche poniendo su seguridad en peligro.

Es recomendable que el mantenimiento sea el debido para evitar tener algún accidente, pero si te preocupa la seguridad cuando conduces tu coche, lo más recomendable es que te informes de los Seguros de Coche MAPFRE, porque pueden darte mucha tranquilidad con sus coberturas y garantías.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos