Cómo cambiar los limpiaparabrisas

Publicado por CanalMOTOR, 01 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo cambiar los limpiaparabrisas

Es esencial, entre las tareas de mantenimiento de un coche, saber cómo cambiar los limpiaparabrisas. Se trata de una tarea sencilla, aunque algo delicada, pero lo más importante es que es un detalle que nunca puede dejarse pasar, ya que incide directamente en tu seguridad.

La mejor visibilidad al volante es esencial para conducir de forma segura y fiable, y para ello, es imprescindible conducir con las lunas y cristales del coche en perfecto estado; en caso de lluvia, la labor de los limpiaparabrisas es clave. Puedes cambiar este elemento en un taller, aprovechando cualquier puesta a punto o mantenimiento. O si sabes cómo cambiar los limpiaparabrisas, puedes hacerlo tú mismo. Lo que nunca puedes permitirte es posponer esta tarea de mantenimiento.

Es sencillo saber cuándo es necesario cambiar los limpiaparabrisas o escobillas de los coches: simplemente, debes observar: si cuando los usas, el cristal no queda en perfecto estado y detectas restos o suciedad, por ejemplo, no hay dudas tienes que cambiar los limpiaparabrisas. Aunque depende mucho del uso y del cuidado con el que se use este elemento, como norma general, debes cambiar los limpiaparabrisas, al menos, cada dos años, según las recomendaciones de los fabricantes.

Si nunca has realizado esta tarea, no te preocupes: es sencilla, rápida y no necesitas ninguna herramienta, solo un poco de precisión y cuidado al manipular los limpiaparabrisas. Lo imprescindible es comprar un repuesto que sea adecuado, ya que no todos los coches montan los mismos; si tienes dudas, acude a las tiendas especializadas con el manual de instrucciones de tu coche y déjate asesorar.

 

Paso a paso para cambiar los limpiaparabrisas:

1. Acciona el limpiaparabrisas y detenlo cuando los brazos estén en posición ascendente, levantados y lo más vertical que sea posible. Apaga el coche.

2. Tienes que soltar la parte superior del brazo móvil de cada uno de los dos limpiaparabrisas. Levanta con cuidado la varilla: cada coche tiene unos mecanismos de sujeción diferente, pero suelen ser muy sencillos y fáciles; consulta las instrucciones del tuyo si no lo ves claro o no puedes separarlos con facilidad, porque, en general, un poco de presión en el lugar exacto es suficiente para desprenderlos.

3. Desecha la escobilla vieja y/o dañada, coloca en su lugar las nuevas que has comprado con la misma facilidad, siguiendo los consejos del fabricante de tu vehículo. Suele ser necesario colocar en la parte inferior, la que queda en el coche, un adaptador sobre el que se sujetan los nuevos limpias.

4. Cuando hayas cambiado los dos elementos, lo mejor es probarlos antes de su uso en marcha para verificar que han quedado bien fijados y son seguros. Vuelve a encender el coche y acciona los limpiaparabrisas  y comprueba que funcionan correctamente en todas las velocidades y funciones.

Con solo cuatro pasos sencillos y rápidos, ya sabes cómo cambiar los limpiaparabrisas, puesto que es una tarea de mantenimiento que no te llevará mucho tiempo y que, sin embargo, es muy importante realizar a tiempo, correctamente y siempre que sea necesario. No debes perder de vista que los limpiaparabrisas no son un elemento estético del coche, sino un accesorio clave para la seguridad y la mejor conducción.

La visibilidad al volante se ve seriamente afectada y comprometida si no cuentas con unos limpiaparabrisas nuevos y eficaces que puedan realizar de la mejor manera, tanto su función de limpieza como la de retirar y evacuar, de la manera más rápida y completa posible, el agua en caso de conducción bajo lluvia o nieve.

Ahora que ya sabes cómo cambiar los limpiaparabrisas, no pospongas ni retrases esta tarea esencial de mantenimiento y disfruta de una conducción más segura y protegida con unos limpiaparabrisas en perfectas condiciones. No comprometas tu seguridad ni la de los demás usuarios de la carretera: sé responsable siempre en todos los detalles de seguridad involucrados en la conducción, entre otros, los limpiaparabrisas y la póliza de Seguro de Coche. Asesórate de la forma más completa y adecuada posible con tu agente MAPFRE y elige el Seguro de Coche MAPFRE que realmente responsa a tus necesidades y las de tu vehículo.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos