El mantenimiento del coche nos puede ahorrar hasta 2.000 euros

Publicado por CanalMOTOR, 12 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El mantenimiento del coche nos puede ahorrar hasta 2.000 euros

La falta de mantenimiento continuo de nuestro coche nos hace mucho más susceptibles a los imprevistos. Y es que el mantenimiento preventivo de nuestro vehículo engloba todas aquellas tareas que sirven para mantener nuestro coche en prefecto estado de funcionamiento, preservando nuestra seguridad y evitando más de un disgusto a nuestro bolsillo. ¿Sabías que el mantenimiento del coche nos puede ahorrar hasta 2.000 euros?

Así es, aplazar las revisiones y reparaciones puede obligarnos a hacer un desembolso repentino de 2.000 euros, e incluso superior al producirse otras averías. En este sentido, el mantenimiento preventivo da como resultado dos beneficios: minimiza las posibilidades de sufrir una avería y mantiene las prestaciones y los sistemas de protección con los que fueron diseñados en su origen en óptimas condiciones.

Unas precauciones que tienes que extremar más aún si prevés un largo viaje. Estos son algunos de los elementos del coche que no deberías pasar por alto en ningún momento y que te ahorrarán más de un disgusto:

1. Cambio de neumáticos

No debemos olvidar que los neumáticos son la parte de nuestro coche que está en contacto de forma directa con el asfalto, por lo que es fundamental mantenerlos con una correcta presión de aire. Y es que, junto a los frenos y la suspensión, los neumáticos son uno de los elementos del coche más relacionados con la seguridad y, por desgracia, también de los más ignorados.

2. Revisión de la suspensión

Un sistema de suspensión mal cuidado aumenta el riesgo de perder el control del coche. Recuerda que la misión de este sistema es absorber las irregularidades del terreno, mantener el contacto entre el vehículo y el suelo y garantizar la comodidad de los ocupantes, por lo que se trata de uno de los principales valores de la seguridad activa del automóvil. A este respecto, las cifras no son muy alentadoras: el 31% de los conductores sölo revisa la suspensión al pasar la ITV, mientras que el 5% no lo hace nunca.

3. Estado de los frenos

Es fundamental preocuparse por el estado de las pastillas y discos de freno. Además, los conductores que suelen exponer al coche a un mayor esfuerzo de frenado -trayectos montañosos o conducción con el vehículo totalmente cargado-, deben revisar los frenos con mayor frecuencia. Recuerda que una revisión a tiempo puede suponernos un ahorro de entre 200 y 250 euros que cuesta un cambio de frenos del coche, dependiendo de la región.   

4. Comprobación de los niveles

Para evitar que las piezas del motor sufran un desgaste innecesario, es importante mantener y comprobar, al menos una vez al mes, los niveles de aceite y líquido. Y es que además de aportar un correcto engrase al motor, el aceite también contribuye a no calentar en exceso algunas piezas como los pistones. Si no cambiamos el aceite, éste pierde sus propiedades y puede afectar al funcionamiento de nuestro coche. Ten en cuenta que el presupuesto de este apartado puede sobrepasar los 100 euros por falta de un óptimo mantenimiento.

5. Los filtros

Los filtros de aire, combustible y aceite están diseñados para garantizar un correcto funcionamiento del motor. El coste de una renovación puede ascender a los 250 euros y además puede provocar averías y gastos elevados de combustible.

6. Estado de los faros

Los faros son elementos de seguridad que no sólo contribuyen a que tengamos una correcta visión de la carretera y sus posibles obstáculos, sino que también son muy importantes para que los demás conductores nos vean, especialmente durante la noche y cuando la meteorología es adversa. Se trata de una comprobación que deberíamos hacer de forma rutinaria, no sólo por un tema de nuestro bolsillo -el cambio de luces delanteras y traseras puede salirnos aproximadamente por 100 euros-, sino, sobre todo, por la importancia que tienen los faros para ayudarnos a prevenir accidentes.

Además de estos elementos, también hay que prestar atención a la correa de distribución, el tubo de escape o la batería del coche. Y es que, por desgracia, un imprevisto al volante puede surgir en cualquier momento. Por eso, lo más recomendable es mantener siempre nuestro vehículo a punto y protegido con un Seguro de Coche MAPFRE con las garantías más completas y flexibles, adaptadas a cada tipo de conductor.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos