Reformas del coche e ITV, ¿qué tener en cuenta?

Publicado por canalMOTOR, 03 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Reformas del coche e ITV, ¿qué tener en cuenta?

¿Hay algo de tu coche que no te gusta y quieres cambiarlo? Sin llegar al tunning, si eres de los que quiere modificar algún aspecto de tu vehículo estás de enhorabuena, porque ahora tienes miles de opciones, independientemente del modelo y/o marca que tengas. Pero ¡ojo! Ten en cuenta que hay modificaciones muy frecuentes que requieren un paso obligatorio por la ITV para que sean aprobadas. ¿Quieres saber cuáles? Te las contamos.

A lo mejor te estás planteando bajar o subir la suspensión de tu coche, o tal vez poner un alerón o un nuevo escape. Como decíamos, hay innumerables posibilidades. Pero, hay algunas modificaciones bastante habituales que, a lo mejor, desconoces y que te obligan a pasar la ITV posteriormente para que sean validadas. Por eso, repasamos qué tener en cuenta sobre las reformas del coche y la ITV.

Por regla general, los cambios que obligan a pasar de nuevo la ITV son aquellos que modifican las condiciones de fabricación del coche y/o una alteración de las magnitudes, cotas o parámetros técnicos. Básicamente los que entran en este grupo son los que tienen que ver con la identificación, la unidad motriz, la transmisión, los ejes, la suspensión, la dirección, los frenos, la carrocería, el alumbrado y la señalización, las uniones entre vehículos tractores y sus remolques y las modificaciones de los datos que aparecen en la tarjeta de ITV. Unas cuantas, ¿verdad?

Pero también hay aspectos que pueden ser modificados sin pasar obligatoriamente por la ITV, como son cambiar la radio por una no original; poner barras portaequipajes; sustituir el pomo de la palanca de cambios; instalar un Bluetooth; cambiar los embellecedores de los espejos retrovisores; poner los embellecedores de los dispositivos de la señalización luminosa, si no afecta a la zona de salida de la luz; instalar molduras de la carrocería, salvo en el frontal del coche -paragolpes-; montar las faldillas de rueda; acoplar deflectores de aire en el marco de las ventanillas; instalar sensores de ayuda al aparcamiento; añadir retrovisores auxiliares; e instalar barras de unión entre las torretas de la suspensión. 

¿Qué hay que hacer después del cambio?

Lo primero que deberás hacer es pasar un proceso de homologación previo al paso de la ITV, para poder legalizar los cambios llevados a cabo. La ITV no homologa, lo que hace, posteriormente, es comprobar que los coches modificados cumplen los parámetros técnicos para los que han sido homologados.

Para realizar esta comprobación, primero llevará a cabo una inspección documental y física del vehículo. Y, si todo es correcto, las modificaciones se incluirán en la ficha técnica del vehículo.

 

 

Veamos el proceso más despacio…

Si estás pensando en modificar algún parámetro que hemos comentado, tendrás que presentar tu coche ya con los cambios por la ITV antes de 15 días, con la siguiente documentación:

- Proyecto técnico del cambio y certificado final de obra en la que se indique que la misma se ha realizado según el proyecto.  

- Informe de conformidad, emitido por el servicio técnico de reformas designado o, alternativamente, por el fabricante del vehículo.

- Certificado del taller en el que se efectuó la reforma.

¿Qué pasa si no pasas por la ITV?

 ¡No te arriesgues! No pasar por el requisito de llevar tu coche a la ITV, para validar los cambios llevados a cabo, puede traerte problemas:

- Puedes ser sancionado por circular con elementos no legalizados oficialmente.

- Que el seguro no se haga cargo del arreglo o indemnización, en caso de accidente.

- Que cuando te toque pasar la ITV (que en algún momento, tendrás que pasarla), no la superes.

 

Ya sabes qué tener en cuenta acerca de las reformas del coche y la ITV. Si eres de los que le gusta cambiar una realidad por algo mejor, en MAPFRE te ofrecemos una gran variedad de Seguros de Coche entre los que puedes elegir dependiendo de tus necesidades. Con los Seguros de Coches Terceros Básico, Terceros Ampliado, Terceros Completo, Todo Riesgo con Franquicia y Todo Riesgo sin Franquicia podrás contratar desde una cobertura más básica, hasta paquetes de garantías más completas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios