Amortiguadores del coche, ¿cuándo hay que cambiarlos?

Publicado por canalMOTOR, 17 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Amortiguadores del coche, ¿cuándo hay que cambiarlos?

La suspensión de un vehículo es uno de los elementos de seguridad más importantes. Por ello, las revisiones deben ser exhaustivas y estar al nivel de los frenos y los neumáticos. Sin embargo, no existe un criterio común y por eso, saber cuándo cambiar los amortiguadores del coche es un debate abierto para la gran mayoría de conductores.

Los amortiguadores cumplen la función de mantener las ruedas en contacto constante con el suelo, además de absorber los golpes e impactos que puedan producirse contra el asfalto.También ayudan al conductor a mantener la estabilidad en el vehículo; es más, con unos amortiguadores deteriorados, los neumáticos pueden reducir su duración e incrementar su desgaste. Por ello, es importante saber cuándo cambiar los amortiguadores del coche para evitar efectos devastadores sobre los neumáticos y el resto de elementos del coche; es más, unos amortiguadores en mal estado pueden hacer fallar el funcionamiento del ABS e incluso afectar a la dirección del coche, provocando desviaciones.

El mayor inconveniente que encontramos a la pregunta sobre cuándo hay que cambiar los amortiguadores del coche es que no disponemos de un dispositivo, ni indicador que nos permita seguir unos tiempos exactos. Los fabricantes recomiendan, como con el resto de elementos de nuestro vehículo, llevar a cabo revisiones periódicas. ¿Lo ideal? Cada 20-30.000 kilómetros, aunque para llevar a cabo el cambio lo habitual es hacerlo a partir de los 65.000 km, sin llegar más allá de los 90.000. Entre las recomendaciones para hacerlo, está la de hacerlo por ejes, es decir de dos en dos.

 

 

Pese a que no existe una fecha exacta en la que debamos cambiar los amortiguadores, existen una serie de señales que nos darán la pista de que debemos llevar a cabo el cambio. Te mostramos las más destacadas:

- Si notamos una vibración en el volante, podría ser síntoma del desgaste de los amortiguadores.

- En las curvas, si notamos cómo perdemos el control, o que al frenar no responde como debiera, apúntalo, puesto que es posible que necesites realizar el cambio.

- Un exceso de consumo de combustible puede ser señal inequívoca de que los amortiguadores de tu vehículo ya han cumplido su ciclo y es necesario cambiarlos.

Otro de los trucos para conocer el estado de los amortiguadores es empujar con fuerza sobre el capó y, si el coche oscila más de una vez, será señal de que los amortiguadores están desgastados. Sin duda, parece evidente que a partir de los 30.000 kilómetros, los amortiguadores van perdiendo rendimiento; no obstante, si surge cualquier imprevisto con tu coche, no te preocupes; contratando un Seguro de Coche MAPFRE podrás estar tranquilo, ya que sus coberturas te ayudarán en lo que necesites. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos