Preparar los neumáticos para el calor

Publicado por canalMOTOR, 18 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Preparar los neumáticos para el calor

Hay una serie de precauciones y preparativos que puedes hacer tú mismo en tu coche y que te ayudarán a evitar averías e incluso accidentes; una de ellas es preparar los neumáticos para el calor, para afrontar con seguridad esta nueva estación.

Las temperaturas altas y los viajes de larga duración son dos factores que confluyen en verano, y resultan ser enemigos clásicos de las ruedas de los coches. Por ello, es imprescindible que sepas cómo preparar los neumáticos para el calor, evitando disgustos y gastos extra en verano.

Cada estación impone sus condiciones climatológicas, los coches, y los vehículos en general, están muy expuestos a estos cambios que en su mayoría les afectan, por lo que es importante ser previsor y realizar cada principio de nueva temporada una pequeña revisión y puesta a punto de tu coche. Los neumáticos son un elemento a revisar especialmente en invierno, pero también en verano.

Presión

Si habitualmente es necesario revisar y llevar siempre los neumáticos a la presión adecuada y recomendada, en verano aún más. La presión influye en la capacidad de agarre de la rueda, pero también en el gasto de gasolina y en el desgaste de la propia goma. Recuerda, además, verificar la presión con las ruedas siempre totalmente en frío, para que la medición sea correcta y válida.

Dibujo

Es indispensable que también en verano revises el desgaste de las ruedas de tu coche. Observa tanto la profundidad del dibujo como el desgaste que presentan y, en caso necesario, cambia las ruedas. Ante la duda, y si durante el verano vas a realizar uno o varios viajes largos, es mejor que cambies los neumáticos antes.

 

 

Cambio de gomas

Si durante el invierno has montado tu vehículo con ruedas específicas de invierno, no dilates su uso: en cuanto las temperaturas se estabilicen por encima de los 10 grados es importante que cambies las ruedas de invierno por unas de verano. De lo contrario, perderás todos los beneficios que sí te daban las ruedas en invierno y que en verano no funcionarán en el mismo sentido, sino justo en el contrario.

Preparado para lo inevitable

Aunque observes todas las medidas de mantenimiento y mejora de la salud de tus ruedas, es cierto que los neumáticos son muy sensibles al calor y que, además, no son eternos; por ello, lo mejor es contar con que un pinchazo o un reventón de rueda puede darse y en verano, con más probabilidad; por lo tanto, es importante revisar que cuentas con todo lo necesario para afrontar con la mayor garantía este tipo de incidentes. Recuerda que hay algunas alternativas a la rueda de repuesto y valora su adecuación en tu caso.

Limpieza

Para poder observar con precisión y detalle el estado de tus ruedas tras el invierno, es importante que antes las limpies en profundidad. El agua a presión directamente aplicada sobre los neumáticos, de manera constante, puede ser la mejor forma y más cómoda de limpiar correctamente tus ruedas. Después de un largo viaje veraniego, tampoco está de más que repitas la limpieza para eliminar polvo y suciedad.

Conducción delicada

Una de las mejores formas de proteger tus neumáticos de las temperaturas extremas y de desgastes prematuros, es practicar siempre una conducción delicada, que evite que las ruedas se sobrecalienten o que tengan que afrontar situaciones de emergencias como frenazos bruscos o derrapes, que en verano y con las altas temperaturas, pueden resultar muy graves y de consecuencias nefastas. Apuesta también en verano, y especialmente en viajes de larga duración, por una conducción equilibrada y constante, adecuada a las condiciones del tráfico y de la vía siempre.

Preparar los neumáticos para el calor no exige grandes esfuerzos y, sin embargo, los beneficios pueden ser incluso vitales, ya que puedes evitar accidentes y siempre situaciones de peligro. El Seguro de Coche MAPFRE, con sus asistencias en carretera, será siempre y en todo caso, la solución cuando las situaciones con las ruedas -pinchazos o reventones- más incómodas e indeseables se presenten.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios