Las averías más comunes que sufre el embrague

Publicado por canalMOTOR, 28 Oct 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Las averías más comunes que sufre el embrague

El sistema de embragado del coche es de vital importancia y una parte del vehículo sometida a un uso continuo lo que puede provocar desgastes, desajustes o daños en el conjunto o en alguna de sus piezas.

No es raro tener que acudir al taller por haber detectado problemas en el funcionamiento del  embrague: lo más común es que el conductor sepa que algo va mal en el sistema a través del pedal de embrague o directamente por fallos en el sistema al embragar o desembragar el coche.

Desajuste en el sistema o problemas con el reglaje

El embrague es un sistema preciso, compuesto de diferentes piezas. En conjunto el sistema debe estar perfectamente ajustado, por lo que se somete a un reglaje. No es extraño que por un mal uso del embrague, el sistema coja holguras o se desajuste.

Problemas en el selector del embrague

Si pisas el pedal de embrague y notas que en algún punto no va suave, sino que ofrece cierta resistencia o está duro, es probable que la avería esté en el selector del embrague. Defendiendo de la gravedad, puede ser suficiente con limpiar o lubricar, pero a veces es necesario cambiar el selector.

 

 

Disco de embrague desgastado,  torcido o sucio

El disco del embrague es clave para su buen y seguro funcionamiento, pero puede torcerse, ensuciarse o dañarse, y es necesario revisarlo y confirmar cuál es la avería concreta. Si pisas a fondo el pedal y no puedes ejecutar el cambio de marcha o lo haces con mucho ruido en la caja de cambios, es más que probable que la avería esté en el disco.

Pedal del embrague

Sometido a un uso continuo, el pedal suele verse afectado por averías, especialmente si no se usa de forma correcta. Son muy diferentes los problemas mecánicos que puede sufrir el pedal, desde un simple desajuste u holgura, hasta un problema en alguna de sus piezas que obligará a un cambio integral para subsanar el problema.

Conjunto de presión

Este grupo de piezas del embrague puede estropearse en su totalidad o por partes, aunque, en general, lo más recomendable es optar por un cambio completo en kit, que suele ser más económico y más seguro que un cambio por piezas.

Cables, engranajes y ejes

Completan las averías más frecuentes en el embrague las que afectan a cables, engranajes y ejes. Existe una amplia variedad de averías o problemas que pueden darse en estos puntos del sistema de embrague de un vehículo y hay daños, desgastes, desajustes o incluso malas instalaciones que pueden provocar fallos y acabar por averiar el embrague.

Usar el embrague con eficiencia y de forma correcta te ayudará a mantenerlo lejos de estas averías principales; también lo hará el uso de aceite y combustible adecuado y de calidad. Aunque en algunos casos, el problema puede ser una entrada accidental de agua al sistema que puede dañar o estropear alguna de sus partes o el sistema al completo.

Las averías en el embrague no son especialmente delicadas, pero sí son prioritarias y no pueden dejarse pasar. En muchos casos, la factura del arreglo de un embrague puede ser bastante abultada. Si suscribes  una póliza de Seguro de Coche MAPFRE con cobertura para el pago de los  de intereses y gastos financieros del préstamo concedido para la reparación del vehículo, pagar la factura del taller será mucho más sencillo para ti.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos