Cómo enfriar el coche bajo el sol

Publicado por canalMOTOR, 19 May 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Fiat 500

Cuando la temperatura es mayor a 30 grados y se aparca el vehículo bajo el sol, el interior se convierte en un “horno”, por ello es necesario saber cómo enfriar el coche bajo el sol. 

Es muy probable que hayas tenido que aparcar el coche alguna vez en un lugar al aire libre, por la acción inclemente del sol, el vehículo se haya convertido en un horno… ¿Te ha pasado? Si lo has vivido, lo más seguro es que en ese momento acudieras inmediatamente al aire acondicionado para solucionarlo rápidamente, pero debes saber cómo enfriar el coche de manera práctica, eficaz y más económica. Te los contamos.

Debido al efecto invernadero que se genera dentro del coche cuando se encuentra expuesto, por ejemplo, a unos 30 grados en el exterior, es posible que dentro se sientan unos 10 grados más, por lo que este es el primero de los trucos para enfriar el coche y es bastante sencillo: abrir las ventanillas con movimiento.

Como lo lees: Debes abrir la ventanilla del lado derecho del coche, luego abrir con la ventana arriba la puerta izquierda y se debe agitar unas cinco veces de manera muy rápida para lograr succionar aire más frío del exterior, luego repetir la operación un par de veces más y se notará como baja la temperatura interior.

El efecto que produce esta acción es que ingresa aire frío al vehículo y se expulsa el aire caliente, refrescando el metal interno y el plástico que retiene el calor. En caso de que estés acompañado puedes repetir la operación a la vez en la parte de atrás del coche y conseguirás un mejor resultado.

Entre los trucos más utilizados está bajar todas las ventanillas y arrancar el coche a una velocidad considerable, si puedes hacerlo con seguridad, claro está. Algo que muchos hacen y la verdad es que es bastante eficiente, pero además de hacerlo con prudencia para evitar accidentes, también hay que considerar que podríamos afectar alguno de los pasajeros con el cambio radical de temperatura. Y nadie quiere resfriarse “a lo tonto”, ¿verdad?

Este ejemplo es similar al de dejar las ventanas de casa un poco abiertas para enfriarla en verano, sin necesidad de encender el aire acondicionado. Sí, no vamos a dejar de mencionarlo. 

Porque no todo está en la naturaleza

Usar el aire acondicionado de forma eficiente como método para enfriar el coche tiene truco en sí mismo: se debe abrir una de las ventanillas traseras y encender el aire acondicionado a la mayor potencia posible por unos cinco minutos sin ningún pasajero a bordo. Esta acción obligará a que el aire caliente sea expulsado por detrás y circule aire frío por todo el coche, en ese tiempo se conseguirá disminuir entre 10 y 15 grados la temperatura interior. Debes ser especialmente cuidadoso si, por ejemplo, tu coche está en la playa y está lleno de arena.

Ahora bien, si no puedes arrancar el coche a toda velocidad y no quieres intentar lo de agitar la puerta hay otra opción, puedes mover el coche hasta una ubicación en la que llegue algún tipo de corriente de aire natural, allí abre las puertas y ventanillas, todas ellas hasta su máxima capacidad y déjales así por unos 10 minutos, tras los cuales sólo debes cerrar y listo, el coche estará frío de nuevo.

El aire acondicionado en uso constante y regulado es la opción más sencilla, pero es necesario que sea controlado y lo ideal son 22 grados, ya que esa temperatura conseguirá que se consuma menos combustible, el uso de una menor temperatura puede generar el consumo de hasta un 20 por ciento más de combustible en el coche y eso impactará definitivamente en el presupuesto…

En definitiva, que en caso de no tener otra opción para aparcar el coche que no sea bajo el sol lo ideal es realizar acciones preventivas para evitar que el microclima de calor insoportable llene el coche. Para conseguir esto es ideal dejar las ventanillas un poco abiertas, con un par de centímetros que permitan que el aire caliente salga de forma natural, lo que evitará que sea tan complejo enfriar el interior al llegar. Otra opción es usar un parasol que cubra el tablero y evite que el calor se acumule dentro del coche, por ejemplo. 

Como siempre, al aplicar estos trucos podrás disfrutar más de tu vehículo en verano, del mismo modo que cuando contratas un Seguro de Coche MAPFRE con la mejor cobertura, porque así podrás estar tranquilo sabiendo que cuentas con el apoyo que necesites, cuando lo necesites.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios