Qué es el Renting y cómo funciona

Publicado por Gerardo Jiménez, 17 Oct 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Renting y Leasing

La proliferación de pequeñas empresas y de trabajadores autónomos ha hecho que aumente el interés por las fórmulas como el renting, para estrenar coche. Te informamos aquí sobre las dudas más corrientes de este tipo de alquiler de vehículo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Renting: Alquiler de un vehículo a largo plazo.
  • Beneficios: Las empresas y los autónomos pueden deducirse la cuota como gasto.
  • Titular: Al ser alquiler el coche queda a nombre de la empresa de renting.
  • Cuotas: En la cuota se incluye los gastos de mantenimiento y de asistencia en carretera.

 

El renting es en realidad un alquiler a largo plazo en donde la empresa que alquila el coche ofrece al usuario una serie de servicios durante el periodo del alquiler. Puede optar al renting todo tipo de usuarios, aunque para las empresas y autónomos es más ventajoso ya que tiene ventajas fiscales al poder deducirse como gasto. 

 

El renting y el leasing son dos productos distintos. El leasing es un alquiler con derecho a compra al final del periodo de contrato pagando el valor residual y la cuota mensual no incluye gastos como el mantenimiento del coche. El fin del renting es la utilización de un bien durante un periodo de tiempo, mientras que en el leasing es la adquisición final. Por ello en el renting el coche está a nombre de la empresa alquiladora mientras que en el leasing el coche está a nombre del cliente.

 

 

La cuota mensual del renting se calcula en función del precio del vehículo, el periodo de arrendamiento y el valor de reventa del coche cuando acabe el periodo del alquiler a largo plazo. También se tienen en cuenta el kilometraje y el precio del seguro. La duración del contrato de alquiler es variable según la compañía y las necesidades del cliente, aunque normalmente es de cuatro o cinco años.

 

El renting está especialmente indicado para el profesional autónomo y para empresas.

 

La cuota a pagar todos los meses de renting incluye los gastos de mantenimiento, averías y asistencia en carretera. Cuando acaba el contrato de renting el cliente puede devolver el coche, comprarlo por un precio pactado anteriormente o renegociar un nuevo contrato para optar a otro coche.

 

En principio cualquier marca y modelo puede entrar en un renting, aunque al final cada compañía tiene ofertas con un número de marcas y modelos concretos. Los coches poco habituales, exclusivos o muy caros no suelen tener un renting muy beneficioso para el cliente.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios