Cómo hacer conducción eficiente en verano

Publicado por Irene Mendoza, 24 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Combustible

El aire acondicionado, los viajes más largos, las operaciones salida y llegada con atascos kilométricos… ahorrar en costes con el coche parece imposible, pero si ponemos atención a los detalles no es tan difícil.

LO QUE DEBES SABER...

 

  • Equipaje: por cada 100 kgs de peso extra, gastaremos un 5% más de combustible. 
  • Aire acondicionado: la temperatura ideal oscila entre los 22 y 23 grados centígrados.  
  • Mantenimiento: llevar el coche en buen estado nos hace gastar menos combustible.

Como cada año en estas fechas, la gasolina alcanza precios desorbitados y supone un gasto importante para los conductores españoles. Por esta razón, Arval proporciona a los conductores unas sencillas recomendaciones que les permitirán ahorrar en carburante durante los viajes veraniegos.

 

En primer lugar, no es conveniente cargar el vehículo en exceso ni tampoco sobrepasar la capacidad media el mismo. Arval asegura que, por cada 100 kilogramos de peso adicional, el consumo de combustible se incrementa en un 5% de lo habitual. Además, si no se va utilizar la baca es recomendable retirarla, ya que tenerla puesta aunque esté vacía aumenta el gasto de carburante un 2% por la pérdida de aerodinámica.

 

 

Otro aspecto de nuestro coche que nos puede ayudar a reducir el consumo de combustible según Arval, es el aire acondicionado. La situación ideal es que el aire acondicionado funcione a una temperatura que oscile entre los 22 y los 23 grados, ya que, un uso excesivo puede incrementar el consumo de combustible hasta un 20%. Tampoco es conveniente llevar las ventanillas totalmente bajadas si se circula a más de 100 Km/h, ya que se gasta un 5% más de carburante que con las ventanillas subidas.

 

En caso de retenciones muy largas, es recomendable apagar el motor del vehículo hasta que se reemprenda la marcha, si no contamos con el sistema Start Stop, que lo hará automáticamente. También es importante intentar mantener el motor al ralentí el menor tiempo posible puesto que, en contra de la creencia popular, en punto muerto el vehículo tiene un consumo fijo de aproximadamente medio litro de carburante por hora. Para ahorrar combustible, es más aconsejable una conducción suave y progresiva. De esta forma, Arval estima que el movimiento de las ruedas mantendrá el motor en marcha y, a más de 20 km/h, el consumo de gasolina será nulo.

 

El último consejo, pero no por ello menos importante, es que el correcto mantenimiento del vehículo favorece el control del gasto de combustible. Según Arval, los neumáticos desinflados o con la presión inadecuada y llevar un filtro de aire sucio pueden aumentar un 6% el consumo, mientras que unas bujías sucias lo incrementan hasta un 10%.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos