Qué son y en qué coches montar neumáticos recauchutados

Publicado por Irene Mendoza, 02 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Neumáticos recauchutados

Los neumáticos recauchutados son neumáticos con una segunda vida, gracias a un proceso complejo que puede aplicarse tanto a turismos como a vehículos pesados. ¿Quieres saber cómo? Te lo contamos todo en este post.

LO QUE DEBES SABER...
  • Neumático: cada uno está formado por más de 200 compuestos entre los que se encuentra el caucho natural.
  • Ciclo de vida del neumático: aproximadamente y según su uso, duran unos 50.000 kilómetros. Después, pueden recauchutarse o reciclarse.

Un neumático está formado por más de 200 compuestos diferentes, ya sea de origen vegetal, metales o productos petroleros. Pero, casi todos los neumáticos tienen una parte de caucho natural, que se elabora a partir del látex (la savia de árboles tropicales). Este material, se extrae en países como Brasil, Tailandia o Malasia y algunas zonas de África.

 

Este caucho natural resulta imprescindible para el proceso de fabricación de los neumáticos, puesto que aporta adherencia a las ruedas, aunque también se utilice el caucho sintético llamado SBR (“caucho estireno butadieno”) o el caucho BR (caucho “polibutadieno”), puesto que estos materiales le dan al neumático mayor resistencia y durabilidad. Además, entre otras cosas cada rueda necesita unos 35 litros de petróleo para su fabricación.

 

 

Cada neumático genera un impacto medioambiental considerable, tanto a la hora de fabricarlo, como cuando su vida útil ya ha terminado. No sólo por las partículas y residuos –caucho, carbón y aceites- que deja por la carretera a lo largo de su ciclo de vida (50.000 kms de media). Si no, que cuando su ciclo de vida ha terminado y ya no tienen ni banda de rodadura, lo normal hasta hace pocos años, era ver las pilas de neumáticos hacinadas en vertederos.

 

Por ejemplo, y según datos procedentes de la Federación Española de la Recuperación y Reciclaje (FER), en España se generan cada año más de 300.000 toneladas de neumáticos fuera de uso. De esta cantidad, un 30% se usa como combustible en cementeras, un 50% se recicla, un 8% se reutiliza directamente y un 12% se reutiliza después de recauchutar. Esto es así gracias al Real Decreto 1619/2005, que dictamina que el productor del neumático debe hacerse cargo de éste cuando se convierte en residuo.

 

Banda de rodadura de un neumático

Banda de rodadura de un neumático

 

Pero, ¿qué es exactamente un neumático recauchutado? Cuando un neumático ya tiene la banda de rodadura gastada, si la carcasa está en buenas condiciones y supera los controles de calidad necesarios, se elimina el dibujo por completo mediante un proceso llamado “raspado”, y después se le coloca un banda de rodadura nueva a través de otro proceso llamado “vulcanización”. Así, podría volver a colocarse en un coche, como neumático recauchutado.

 

En España, empresas como Insa Turbo, recauchutan neumáticos de turismo (100.000 unidades al año) y de todoterreno (250.000), realizando además unas 40.000 de las 500.000 de camión que se tratan de este modo en el país. Mayoritariamente estas ruedas con una “segunda vida” se utilizan para vehículos pesados porque, el ahorro de materiales frente a la fabricación de un neumático nuevo es mayor, cuanto mayor sea la rueda. Si el neumático no es apto para su reutilización, puede reciclarse para otros usos muy diversos como pavimentos de parques infantiles e incluso pequeñas partículas que podremos ver en los campos de fútbol de hierba artificial. 



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios