¿Qué cubre un seguro de coche a terceros?

Publicado por Irene Mendoza, 18 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

seguro de coche a terceros

Una de las opciones más baratas a la hora de contratar el seguro obligatorio para cualquier vehículo, es la del seguro “a terceros”. Pero, ¿qué daños cubre? ¿Compensa? Aclaramos tus dudas con este post.

LO QUE DEBES SABER...
  • Seguro a terceros: es el seguro básico que todo propietario de un vehículo debe tener.
  • Circular sin seguro: no tener seguro supone inmovilización del vehículo y multa a su conductor.

De entre todos los productos ofrecidos por las compañías aseguradoras para todo tipo de vehículos de motor, el seguro a terceros es el más barato de todos por ser el más básico. Es decir, el seguro de coche a terceros es el que, como mínimo debería tener cada conductor. En el lado opuesto está el seguro a todo riesgo, que es el más completo pero también el más costoso.

 

Cada vez más, las distintas compañías ofrecen mayores coberturas para los seguros a terceros, haciéndolos más completos pero a un precio asequible.  Este tipo de seguro suele hacerse para los coches que ya no son nuevos, es decir, que tienen más de cinco años de antigüedad.  

 

 

Qué cubre un seguro a terceros

En caso de sufrir un accidente, con un seguro a terceros, el contratante de la póliza queda asegurado por la compañía, que asume la responsabilidad de costear los daños producidos a terceros.

 

Los daños a terceros, son aquellos desperfectos producidos a cosas y/o animales, y los daños o lesiones de todo tipo, producidos a las personas que puedan haberse visto involucradas en el accidente.

 

Parte amistoso de accidente

Parte amistoso de accidente

 

Qué no cubre un seguro a terceros

Un seguro a terceros, como su propio nombre indica, no cubrirá ningún daño propio para el contratante. Es decir, ningún daño causado en su vehículo o en su persona en caso de accidente.

 

Pero, además, la Ley de Responsabilidad Civil establece que un seguro a terceros no cubrirá daños ocasionados a terceros, cuando éstos sean familiares cercanos del asegurado, o bien, sean objetos personales del asegurado y/o de su familia. Concretamente, un seguro a terceros no cubrirá daños a bienes  cuyos titulares sean el propietario, tomador o conductor del seguro, o bien sus cónyuges, o familiares de los mismos hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad. A diferencia de los bienes materiales, los daños a las personas siempre están cubiertos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos