Formas de ahorrar combustible en invierno

Publicado por CanalMOTOR, 25 Nov 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

conduccion eficiente arval

Cada año con el invierno nos enfrentamos a heladas y bajadas nocturnas de temperatura que a veces pueden con nuestras defensas. Lo mismo ocurre con nuestro coche, que también sufre el frío y requiere de un mayor consumo en esta época del año. Por ello, te traemos nuevas formas de ahorrar combustible en invierno.

Los primeros cuidados con que mimar a nuestro coche empiezan con el mantenimiento: revisaremos todos los líquidos, los neumáticos y la batería para optimizar el consumo de combustible, puesto que un mal uso puede conllevar a una subida en el gasto de energía del coche para realizar una misma acción. Éstas son las formas para ahorrar combustible en invierno que proponemos.

Por ejemplo, el aceite es crucial para que los cilindros del motor funcionen con suavidad y no tengan que hacer un esfuerzo extra para perpetrar el movimiento. Lo mismo ocurre con el anticongelante y el líquido de frenos, que han de estar en su punto perfecto para no tener que abusar de presión en las pinzas.

Los neumáticos también precisan de nuestra atención, puesto que con la diferencia de temperaturas (no solo entre la noche y el día, sino también la de la propia goma cuando está rodando o cuando está en reposo), la presión del aire puede verse afectada. A todos nos ha costado pedalear una bicicleta con la rueda pinchada, y a nuestro coche le ocurre exactamente lo mismo cuando no hemos revisado la presión de sus neumáticos. Mantenerlos siempre a punto puede suponer un ahorro importante en el consumo.

Además, en esta época del año usamos mucho más la batería, pues es la que dota de energía a los sistemas de calefacción del coche y a las lunas térmicas que evitan que nuestra visión a través del cristal se empañe, debido al cambio de temperatura entre el exterior y el interior del coche.

El arranque del motor ha de ser suave. Una vez en marcha, trataremos de evitar las frenadas bruscas y la conducción  agresiva, puesto que esto aumenta el gasto de combustible. Con el motor funcionando a bajas revoluciones y aprovechando el freno motor para anticipar las frenadas todo lo que podamos, conseguiremos que nuestro coche no sufra y pueda ahorrar energías.

Todas estas formas de ahorrar combustible en invierno nos ayudarán a una conducción más eficiente que nos reduzca el gasto en gasolina, además del peligro de darnos un golpe al ir más seguros. Además, seremos más respetuosos con el medioambiente, puesto que optimizaremos el consumo de combustible que hacemos con nuestro coche. Para todo lo demás que no está en nuestra mano, podemos encontrar las mayores protecciones en el Seguro de Coche Mapfre.

LO QUE DEBES SABER...
  • Conducción eficiente: se trata de gastar el mínimo combustible posible. 
  • Recomendaciones de Arval: conducir con más anticipación y a bajas revoluciones.    
  • Mantenimiento del coche: resulta fundamental para realizar un consumo eficiente. Presta atención entre otras cosas, a los líquidos del coche, a la batería y a los neumáticos.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios