Ahorrar combustible con una conducción eficiente

Publicado por canalMOTOR, 25 May 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Ahorrar combustible con una conducción eficiente

Tu forma de conducir influye en el consumo de carburante de tu vehículo. Aprender y habituarse a ciertas técnicas es importante para tu bolsillo. A continuación te diremos cómo ahorrar combustible con una conducción eficiente.

 

Se trata de acciones muy sencillas y a las que te puedes acostumbrar fácilmente como, por ejemplo, usar sólo la primera marcha para iniciar el movimiento del vehículo. Entre tres y seis segundos después podrás cambiar a la segunda velocidad. Realizar correctamente el cambio de marchas y hacerlo en el momento adecuado es una parte fundamental de la conducción eficiente. Para los coches alimentados por gasolina debes cambiar de velocidad cuando llegues a las 2.000 revoluciones.

 

En el caso de los diésel puedes hacerlo un poco antes, a las 1.500 revoluciones. Procura hacer los cambios de forma rápida ya que pisar el embrague durante mucho tiempo hace perder velocidad y recuperarla redunda en un mayor gasto de combustible. El uso de marchas largas ayuda también al ahorro. En motores de gasolina puedes conducir entre 2.000 y 2.500 revoluciones y en los diésel entre 1.500 y 2.500.

 

El respeto por las normas de tráfico se da por hecho, aun así, debes saber que circular por encima de los 100 km/h puede aumentar el consumo de combustible entre un 10 y un 15 por ciento. Cuando el tráfico es más o menos denso si respetas la distancia de seguridad circulando a la velocidad adecuada evitarás estar constantemente dando frenazos y acelerones que disparan el consumo.

 

 


Para ahorrar combustible con una conducción eficiente debes tener en cuenta que hay que detener el motor si vas a hacer una parada larga. Tampoco debes poner el aire acondicionado a temperaturas muy bajas. Lo ideal son 20ºC para ir cómodo sin aumentar la factura. Sin embargo tampoco es bueno llevar las ventanillas bajadas cuando circulas por carretera ya que el vehículo necesita más fuerza para moverse y por tanto consume más. El aire pesa, pero también la carga. Ante un viaje largo procura no llevar cosas que no vayas a utilizar.

Como ves, ahorrar combustible con una conducción eficiente es posible sin rechazar a estar cómodo en tu vehículo. En cuestión de seguros tampoco tienes que dejar de lado nada. Los Seguros de coche de MAPFRE te ofrecen grandes coberturas que te pueden venir muy bien en tu día a día en la carretera.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios