Diferencias entre seguro a todo riesgo o terceros y cuándo conviene cada uno

Publicado por CanalMOTOR, 15 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Diferencias entre seguro a todo riesgo o terceros y cuándo conviene cada uno

Algo importante a la hora de buscar un seguro de coche, es saber las diferencias entre seguro a todo riesgo o terceros y cuándo conviene cada uno según nuestras necesidades.

Si conoces las diferencias entre seguro a todo riesgo o terceros, también sabrás cuándo conviene cada uno y así, solucionarás un problema habitual que preocupa a casi todos los conductores. Sin embargo, optar por un seguro u otro no solo depende de los años de antigüedad del vehículo, sino también de las necesidades personales de cada conductor.

Lo primero que debemos contemplar antes de decidirnos por un seguro u otro son las coberturas que se incluyen en cada caso. El seguro a terceros básico es la modalidad básica, obligatoria y mínima para cumplir con el trámite que exige la ley para cumplir con la responsabilidad civil obligatoria. Dependiendo de los productos que comercialice cada compañía, los seguros a terceros pueden tener distintas modalidades con coberturas adicionales como los seguros a terceros ampliados -rotura de parabrisas y lunas, incendio del vehículo, seguro del conductor o responsabilidad civil por remolques o caravas-, o con seguros a terceros completos con coberturas más extensas, como defensa jurídica o responsabilidad civil suplementaria.

Por su parte, el seguro a todo riesgo en su definición es una modalidad que, además de los daños a terceros -sin coberturas adicionales-, cubre los daños propios al coche y al conductor. Impacto, robo, incendio, robo, asistencia en viaje o cualquier otro percance relacionado con el vehículo quedan cubiertos en esta modalidad. Los seguros a todo riesgo pueden ser con franquicia o sin ella. La franquicia es una cantidad que debe asumir el conductor del coche cuando sucede un siniestro. Consiste en un porcentaje o cantidad fija que la aseguradora pacta con el asegurado en el contrato de seguro. En caso de siniestro, la cuantía que la aseguradora no deberá pagar es la establecida por esta cantidad, que deberá ser satisfecha por el asegurado. Seleccionar esta opción no implica que perdamos coberturas, pese a que a los asegurados les resulta más económica que otras pólizas, sino una buena forma de reducir el coste de la póliza del seguro del coche, sin renunciar a coberturas.

Las garantías de los seguros a todo riesgo también varían de una compañía a otra, pero en todos los casos incluyen mayores coberturas y prestaciones que los seguros a terceros: responsabilidad civil del tomador y del conductor declarado como ciclista,  responsabilidad civil del hijo menor de edad conduciendo sin carné, asistencia al automovilista, subsidio por privacidad del permiso de conducir, vehículo de sustitución, asistencia en viaje…

Pero las diferencias entre seguro a todo riesgo o terceros y cuando conviene cada uno no solo se limita a las garantías y prestaciones de cada tipo de seguro sino que también ofrecen diferencias de precio: el precio de un seguro a todo riesgo suele ser más elevado por todas prestaciones que ofrece, mientras que el seguro a terceros, en su modalidad más básica, resulta más económico.

Éstas son las diferencias entre seguro a todo riesgo o terceros y cuando conviene cada uno, pero si estás buscando ahorrar sin perder garantías, la mejor opción es un Seguro de Coche MAPFRE que cuide tu vehículo, ya sea a todo riesgo o a terceros.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos