El mejor préstamo para comprar un coche

Publicado por canalMOTOR, 21 Mar 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Coche junto con monedas y billetes de euro

Cuando se necesita financiación ajena para comprar un coche, el trabajo se multiplica, además de localizar el vehículo ideal, hay elegir un préstamo interesante y adecuado a tus necesidades. No te agobies, solo tienes que saber cómo buscar y en que fijarte.

El mejor préstamo para comprar un coche – o cualquier otra cosa- es aquel que se adapta a tus necesidades y que respeta tu capacidad económica, por lo tanto, lo primero que tienes que tener muy claro es que la búsqueda del préstamo perfecto es algo personal e intransferible. Lo que significa que la financiación de la que disfruta tu hermano o tu compañero de trabajo, no tiene por qué ser igual de idónea para ti.

Cuando empieces a buscar crédito para comprar un coche, vas a descubrir que hay una amplia oferta de productos bancarios pensados y ofertados para este fin. Esto es una buena noticia, ya que si hay mucho donde elegir es más fácil encontrar el mejor préstamo para cubrir tus necesidades de financiación en la compra de un coche.

No todos los préstamos de coches son iguales, aunque es cierto que tienen en común un gran número de características, condiciones y conceptos que debes conocer y saber valorar. Pero, sobre todo, tienes que detectar las diferencias –suelen ser menores- y fijarte en los detalles que se refieren a tus necesidades y circunstancias específicas, ya que en gran medida serán los que te hagan diferenciar y detectar cuál es el mejor préstamo para que tú compres tu vehículo.

Hay dos tipos de financiación ajena posible para un coche, de manera general. Puedes recurrir a la financiación que te ofrezca una entidad financiera concreta o contratar  la financiación que te proponga el concesionario o comercio donde vas a adquirir el coche. Las grandes marcas tienen sus propias financieras. Para empezar, no descartes ninguna de las dos alternativas y pide presupuesto y condiciones en ambos.

 

Interés

 

Como en todo crédito, el interés es un dato prioritario para comparar este tipo de productos, en el caso de los coches no es una excepción. Ten en cuenta que pueden hablarte de TIN y de TAE. El TIN es el Tipo de Interés Nominal del préstamo, es decir, el interés concreto que te va a cobrar la entidad por dejarte el dinero. El TAE, por su parte, es el Tipo Anual Equivalente, esta variable te indica el porcentaje real que se aplicará a tu préstamo, ya que  no solo incluye el TIN, sino también las posibles comisiones u otros gastos y el plazo. Prioriza el conocimiento del TAE ya que es más completo y real que el del TIN.

Lo más común en los préstamos para coches es que el tipo de interés sea fijo por el tiempo que dura el préstamo. No obstante, puedes encontrar tipos variables y sobre todo, los denominados tipos flexibles que se caracterizan por ofrecer un primer tipo por un tiempo limitado, normalmente el primero año o los primeros seis meses, para luego ir creciendo o variando hasta el final del crédito. Valora muy bien este tipo de ofertas y contrasta al detalle, no te quedes solo con la cuota que pagaras al principio que seguro será la más baja, asegúrate de que puedes afrontar la flexibilidad de este tipo de productos.

 

Comisiones

 

Otro clásico en cualquier tipo de préstamo son las comisiones. Son gastos que vienen asociados a este tipo de operaciones bancarias. Aunque las comisiones son habituales no en todas las entidades se aplican ni el mismo número ni en las mismas condiciones. Por lo general, encontrarás comisión por apertura, también denominada por estudio y comisión por cancelación total y/o parcial del contrato de financiación. Ojo con las ofertas y oportunidades que se refieren a las comisiones –son habituales- pero no siempre son ventajosas para el cliente. Lee siempre la letra pequeña.

Las comisiones suelen expresarse en porcentajes que se aplican sobre el total del dinero que se pide. Pero no siempre es así, pueden ser cantidades fijas y también es frecuente que se fijen mínimos a pagar. Por ejemplo, si la cantidad que solicitas es pequeña y aplicando el porcentaje de comisión, el resultado es inferior a 50 euros, puede que con independencia del resultado de esta fórmula, tengas que pagar los 50 euros, si este es el mínimo por comisión estipulado en tu crédito.

 

Plazos

 

El tiempo en el que vayas a devolver el dinero a la entidad financiera se denomina plazo de amortización del crédito e influye directamente en que un préstamo sea o no perfecto para ti. Para empezar confirmarte que las entidades son bastante generosas en este sentido y aunque en el caso de los préstamos para coches, lo más habitual es que no se oferten más de 6 años de plazo para la devolución del préstamo, hay excepciones que tendrás que valorar y puedes encontrar, si necesitas más tiempo.

El plazo determina también la cantidad que vas a pagar cada mes, la lógica es que cuanto más tiempo extiendas el préstamo en el tiempo, menos pagaras casa recibo, pero por mucho más tiempo. Los expertos recuerdan a este respecto que es importante ajustar al máximo este parámetro para pagar los menos intereses que sean posibles y obtener mejores condiciones, pero siempre hay que ser realistas con tus posibilidades económicas y asumir un gasto mensual que puedas pagar sin problemas.

 

Vinculación con el banco

 

No es un secreto ni tampoco es exclusivo de los préstamos para coches, las entidades financieras buscan clientes comprometidos con ellos y si es en exclusiva, mucho mejor. Es habitual que el grado de vinculación que tengas con el banco al que pides el crédito determine la aplicación en el préstamo de unos u otras condiciones.

La vinculación se mide en productos que tienes contratados con la entidad financiera, cuanto más tengas mejores condiciones, pero es importante no olvidar que cada nuevo producto puede suponer gastos extras  y condiciones propias. Muchos préstamos exclusivos para la compra de coches imponen que el cliente tenga que contratar de manera adicional tarjetas de crédito, un seguro concreto o domiciliar su nómina, pero no siempre es así y no siempre tiene que ser un problema para el cliente. Valora tu caso y no te dejes llevar por opiniones ajenas.

 


Teniendo muy claro que tienes que valorar estos cuatro conceptos: interés, comisiones, plazo y vinculación. El siguiente paso es poner en situación todos ellos, de acuerdo con lo que necesitas tú concretamente, debes ser realista y comparar propuestas de crédito siempre en iguales circunstancias y términos. Con este planteamiento, seguro vas a dar con el mejor crédito para financiar la compra de tu coche. La oferta es abundante y muy completa para que no tengas problemas.

Sea cual sea la opción que elijas, considera que la inversión debe estar asegurada. Con una póliza de Seguros de Coche MAPFRE siempre tendrás la tranquilidad de estar conduciendo tu nuevo vehículo con la mejor garantía de protección y asistencia en carretera.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos