3 Min de lectura | Si estás dispuesto a invertir tiempo a cambio de ahorrar dinero y sabes cómo conseguir el mejor precio al comprar un coche, ya tienes muchas posibilidades de ahorrarte unos euros en la compra de tu nuevo vehículo.

Lo cierto es que ahorrar en la compra de un coche es posible, pero a cambio hay que emplear tiempo, saber cómo hacerlo y renunciar a algún detalle. Te ofrecemos cinco claves

Informarse y comparar

No es nada nuevo que la comparación de precios es necesaria hoy y siempre; la buena noticia es que gracias a las nuevas tecnologías ahora es más fácil informarse y comparar, gracias a las aplicaciones, redes y comparadores.

La mala, es que quizás tengas un exceso de datos que te lleve tiempo analizar y digerir, pero merece la pena echarle tiempo y seguir los consejos de los experto en el sector o los que ya han pasado por la experiencia de comprar un coche nuevo. Compara siempre en igualdad de condiciones y al detalle para no equivocarte y lograr la mejor oferta de acuerdo con tus necesidades y prioridades, no te quedes sólo en el precio.

Elegir el momento adecuado

Sé organizado y no te lances a la conquista de los concesionarios en cualquier momento. Si tu objetivo es lograr las condiciones más ventajosas en la adquisición de tu nuevo vehículo, no todos los momentos son los idóneos. Si eres capaz de ser previsor y esperar si es necesario, llegarás a los puntos de venta en los momentos adecuados, es decir, cuando los concesionarios necesitan vender más y más rápido. Los objetivos comerciales de los concesionarios se hacen para cumplirse y suelen organizarse en torno a periodos naturales: meses, trimestres y por supuesto, el gran cierre anual.

Evitar los últimos modelos y esperar a que salga uno nuevo

Este es uno de los consejos que exige un poco de renuncia por tu parte, pero que, como contrapartida, puede suponer un buen ahorro en el precio final de un vehículo. Si te gusta un modelo concreto, pero puedes esperar y si no te importa no estar a la última, los penúltimos modelos siempre presentan un mejor precio, especialmente si el nuevo modelo acaba de llegar o está a punto.

Los concesionarios tienen que estar siempre a la última para mostrar lo nuevo en el mercado, por ello, necesitan espacio y dar salida a modelos no tan novedosos; pregunta por ellos en los puntos de venta, aunque no los tengan expuestos, siempre suele haber posibilidades.

Buscar ventajas adicionales

Negociar el precio de un vehículo en un concesionario puede y debe intentarse, pero no suele dar grandes resultados, los propios vendedores cuentan con poco margen para este tipo de maniobras. Sin embargo, en los últimos tiempos, sí existe la posibilidad de conseguir ventajas adicionales que siempre son un ahorro, aunque no sea económico de forma directa. Entre las opciones más ventajosas y probables: extensiones de garantía, seguros o financiación que pueden ser muy interesantes y que pueden marcar la diferencia entre un concesionario y otro.

Actitud negociadora

Este tampoco es un tip muy original, pero sigue siendo válido y los expertos continúan recomendando a los compradores de coches que se muestren prudentes y comedidos en sus intereses. No se trata de regatear como en un bazar, pero sí es importante mostrarse seguro en tus prioridades y preferencias, no ocultar que tienes otras opciones y que valoras modelos de coches competencia directa del que ahora estás conociendo. No seas tímido ni reservado a la hora de descubrir las ofertas que te han hecho en otros puntos de venta y comenta lo que más te gusta de ellas.

Conseguir las mejores condiciones al comprar un nuevo coche debe ser una prioridad y no es una utopía, sino una meta que con un poco de trabajo y preparación puedes conseguir. De igual manera, para tu nuevo vehículo debes contratar una póliza de seguro adecuada donde no tengas que renunciar a las coberturas básicas y necesarias. Descubre tu  Seguro de Coche MAPFRE adecuado, sin renuncias y sin primas extras.