Conducir resfriado, más peligroso que hacerlo ebrio

Publicado por canalMOTOR, 29 Ene 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Conducir resfriado, más peligroso que hacerlo borracho

Cuando estamos constipados o con gripe, los síntomas que tenemos nos impiden realizar las tareas cotidianas con total normalidad. Esto se agrava aún más al volante y según se desprende de un estudio, conducir resfriado es más peligros que hacerlo ebrio.

Hace algún tiempo que la Universidad de Cardiff publicó un estudio sobre el comportamiento de los conductores cuando sufren un constipado. En dicho informe se aseguraba que la pericia de los usuarios al volante se ve mermada en un 50% en estos casos. Por lo tanto, según esta universidad de Reino Unido, conducir resfriado es más peligroso que hacerlo ebrio o bajo el efecto de sustancias estupefacientes.

Los síntomas propios de un resfriado o gripe, como por ejemplo los estornudos que se producen de forma instintiva y provocan que se cierren los ojos durante algunos segundos, el picor de ojos o la fiebre, afectan de forma notable a los reflejos y las habilidades del conductor. Es evidente que la concentración se reduce cuando estamos enfermos e incluso la somnolencia es mucho más acusada en estas circunstancias.

La Universidad de Cardiff llegó a estas conclusiones utilizando una caja negra para registrar el comportamiento del coche cuando es conducido por personas que sufrían un constipado o gripe. Como hemos comentado antes, el dato más interesante de este experimento es que las habilidades al volante se reducen hasta en un 50% en estos casos.

Según afirmaba el director del estudio, el doctor Christopher Ohl, “las personas enfermas con fiebre deberían quedarse en casa por muchas razones, incluyendo descansar y recuperarse, y quizás deberíamos añadir la conducción segura a esa lista”.

Si cogemos el coche cuando no nos encontramos en plenas facultades por alguna enfermedad, podemos correr ciertos riesgos, como por ejemplo pérdida de concentración, distracción, sueño por la toma de algunos medicamentos, etc. Aunque estos factores no se toman demasiado en cuenta, son más importantes y pueden provocar más incidentes de lo que en un primer momento nos imaginamos.

Ante la afirmación de que conducir resfriado es más peligroso que hacerlo borracho se deberían incluir algunos matices, ya que como es obvio dependerá de la gravedad de la enfermedad y de los síntomas. A pesar de ello, si tienes fiebre o cualquier indicio que creas que puede poner en peligro tu seguridad o la del resto de usuarios de la vía, es preferible que no conduzcas. Cuando lo hagas, asegúrate de ir acompañado con tu Seguro de Coche MAPFRE. Infórmate de todas las pólizas que ponemos a tu disposición para elegir la más adecuada.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios